Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

El Defensor del Paciente pide el cese de Noeno por el colapso en urgencias

También critica la labor de la ministra de Sanidad y pide a los médicos que se nieguen a trabajar en estas condiciones.

La Asociación el Defensor del Paciente reclamó ayer en un comunicado a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, y a la consejera de Salud del Gobierno de Aragón, María Luisa Noeno, "que solucionen la situación del servicio de urgencias de la comunidad aragonesa", a raíz de la información publicada ayer por HERALDO en la que se mostraba el colapso de las urgencias del Hospital Miguel Servet. En dicho comunicado, la asociación insta a la consejera aragonesa a "dejar su cargo a alguien que tenga más habilidad para gestionar" y a la ministra de Sanidad, a que "reclame a todas las comunidades autónomas terminar con esta situación" y deje de ser una "simple figura decorativa".

La presidenta de la asociación, Carmen Flores, explicó que "una imagen vale más que mil palabras" -por la instantánea publicada por este periódico en la que aparecían pacientes y familiares en los pasillos del servicio de urgencias- y que supone "una situación humillante para los enfermos". "Los pacientes esperan horas de forma indigna, como si de un país tercermundista se tratara, sin intimidad y violando su derecho al honor", afirmó.

Por su parte, el abogado de la asociación, Ricardo Agios, aseguró que se trata de "una lamentable falta de previsión ante una situación esperada en determinadas épocas del año". El colapso del servicio de urgencias "no ocurre únicamente en Zaragoza y Aragón, sino en todas las comunidades del país. Por eso no se entiende que, año tras año, se siga repitiendo", añadió.

Además de instar a los responsables de Sanidad a "buscar soluciones", también expuso su malestar al Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos. "Les hemos pedido que tomen medidas y que se nieguen a trabajar en esta situación, porque no solo va en detrimento de los pacientes sino también del personal sanitario", indicó Flores. En su opinión, que los pacientes esperen en los pasillos de los hospitales "entraña peligro para ellos porque están expuestos a enfermedades e infecciones, pero también para los médicos y enfermeros, que trabajan en condiciones caóticas y estresantes que pueden provocar errores en su trabajo". Como última medida, en los próximos días pedirán también la actuación del colectivo de enfermería.

Por otro lado, Flores quiso recalcar que "por mucho que se diga, los pacientes no usan el servicio de urgencia de forma indebida". "Si un paciente tiene gripe y en su centro de salud no le citan hasta dentro de cuatro días, tiene que ir a urgencias. Y si se hace un esguince, lo mismo, porque los ambulatorios no cuentan con los medios necesarios para hacer radiografías".

Etiquetas