Despliega el menú
Aragón

GRAN SCALA

El Consistorio de La Almolda se ofrece a hacer de mediador entre los vecinos y Gran Scala

La alcaldesa envía impresos a los dueños de fincas para que firmen su interés por permutarlas o comercializarlas a 6.000 y 9.000 euros.

El Ayuntamiento de La Almolda sigue pujando para que el complejo de ocio y juego Gran Scala acabe instalándose en su término municipal. Tanto que su alcaldesa, Ángeles Labarta (PSOE), ha enviado a los propietarios de las fincas con más posibilidades de acoger el proyecto un escrito para conocer su interés en vender los terrenos. En él se fija un precio de 6.000 euros para las hectáreas de erial, no cultivadas o de monte, y de 9.000 para aquellas de cultivo y sujetas a la PAC (política agraria comunitaria).

Tras la reunión informativa mantenida con los dueños hace unos días -a la que asistió el consejero de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga-, el Consistorio ha decidido dar un paso más adelante. En el documento, al que ha podido tener acceso este periódico, la alcaldesa pide a los propietarios que manifiesten por escrito si están interesados o no en "poner a disposición del Ayuntamiento y del Gobierno de Aragón sus tierras". No aparece, sin embargo, ninguna referencia a la empresa promotora, International Leisure Development (IDL). Además de la venta a los precios ya comentados, entre las posibilidades que ofrece el Consistorio monegrino para facilitar la implantación de Gran Scala está también "la permuta" de las tierras en cuestión "por terrenos de propiedad municipal".

La carta viene acompañada de dos impresos, uno de venta y otro de permuta. La alcaldesa solicita a los propietarios que devuelvan debidamente cumplimentado al Ayuntamiento aquel con la opción que prefieran. Además de comunicar sus datos personales, han de rellenar también los de la finca (polígono, parcela y superficie).

A aquellos dueños que quieran manifestar su "disconformidad" con la posible operación, la socialista también les ruega que lo hagan saber por escrito al municipio. Esta encuesta a los propietarios permitirá al Ayuntamiento conocer exactamente la disposición de los mismos a participar en la operación y acelerar, ante el retraso que acumula la adquisición de los terrenos, un proceso que podría demorarse en el tiempo. Además, podría servir para atajar también algunos movimientos que se están produciendo en el municipio y que apuntarían a la actuación de un intermediario, que estaría tratando de poner de acuerdo a los propietarios de las fincas de mayor tamaño.

Como ya publicó este periódico, los terrenos en los que podría ubicarse el proyecto sumarían alrededor de 4.000 hectáreas dentro del término de La Almolda. La superficie, que en su mayoría está dentro del sector XIII de la zona regable de Monegros II, está libre de zonas protegidas y en un proceso de concentración parcelaria paralizado desde que salieron a la luz las primeras informaciones sobre Gran Scala. Esta situación permite, tal y como planteó el Ayuntamiento -poseedor de 2.700 hectáreas-, vender las tierras o permutarlas mediante este proceso. La opción barajada, que no anula otros emplazamientos, está delimitada al sur por la línea del AVE, a 500 metros de la AP-2 y cerca de la futura autovía A-2. La acequia de La Almolda, que procederá del canal de Monegros, acaba de salir a licitación y la línea eléctrica de alta tensión se sitúa a unos seis kilómetros.

"Falta de información"

Ayer, Pedro Olona, concejal independiente en el municipio, volvió a insistir en la necesidad de respetar las 530 hectáreas de regadío proyectadas con posterioridad a 2008. "¿Dónde nos va a enviar ahora el Gobierno? Nos tienen que dar una solución", expresó. Asimismo, reclamó beneficios fiscales en las ventas y que el pago se realice "no por fracciones, sino de forma única y total".

No obstante, quiso dejar claro que su apuesta es que la futura ciudad del ocio y el juego se acabe instalando en La Almolda. "Tiene que quedarse aquí -reiteró- pero hay que hacer las cosas bien". Olona, que también es propietario, censuró "la falta de información" tanto del Ayuntamiento, como de la DGA. "Nadie nos da explicaciones. No sabemos nada de nada", censuró.

Pese al movimiento dado por La Almolda, ILD insiste en que mantiene abiertas todas las opciones y que cerrará la operación en aquella que primero se despeje. Su intención es disponer del suelo antes del día 15.

Etiquetas