Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN/ARAGÓN

El Consejo Escolar rechaza elevar a 31 las horas semanales de clase en Bachillerato

Propone reforzar las optativas y apuesta por mantener las tutorías individuales, con más orientadores por aula.

El pleno del Consejo Escolar celebrado ayer aprobó por mayoría el borrador de la orden del departamento de Educación que regula los estudios de Bachillerato para el próximo curso, aunque recomendó que se refuercen las optativas y se mantengan las 30 horas de clase a la semana en lugar de las 31 propuestas. Aunque la decisión del organismo que representa a toda la comunidad educativa no es vinculante, sus decisiones suelen ser tenidas en cuenta por la Consejería.

Según informó la presidenta del Consejo Escolar, Carmen Solano, salvo el sindicato Stea, Chunta y Concapa (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos), que votaron en contra del conjunto del informe por distintas razones, el resto de órganos representados votaron a favor de este documento, que ahora será trasladado a la Consejería.

El Consejo Escolar también informó favorablemente de la apertura de cuatro colegios de Educación Infantil y Primaria en el barrio de Valdespartera, en Marqués de la Cadena, en Miralbueno y en el municipio de Cuarte, así como la creación de dos centros de primer ciclo de Infantil (para menores de tres años) en las localidades oscenses de Belver y Osso de Cinca.

En el borrador de la orden de Bachillerato, Educación había propuesto que se ampliaran a 31 las horas semanales de clase para, entre otras cosas, dar cabida a una nueva asignatura que deberán cursar los alumnos de primero de todas las especialidades: Ciencias para el mundo contemporáneo. Esto suponía dos horas más para los de primero de Bachillerato (que ahora tienen 29) y una más para los de segundo (ahora tienen 30). Sin embargo, en reuniones previas los sindicatos ya habían acordado pedir que se mantuviera en 30. Esto supondrá que el departamento deberá incluir cambios en la distribución de las asignaturas.

El borrador del departamento también dejaba fuera algunas optativas y el Consejo Escolar ha solicitado que se incluya al menos una por especialidad (una relacionada con temas administrativos, otra de psicología, otra de biología y otra de arte). La Plataforma de Profesores de Economía ya había criticado la reducción de optativas, que, entre otras, afectaba a Fundamentos de administración y gestión. Lo mismo había hecho la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía en cuanto a la desaparición de Psicología como optativa.

El sindicato Stea y Chunta votaron en contra del informe, ya que su propuesta de crear tutorías colectivas no fue aprobada. Desde otros sindicatos, como CC. OO y UGT, valoraron la necesidad de que las tutorías sean individualizadas en este nivel de estudios, ya que van dirigidas a orientar al alumno de cara al futuro. De hecho, el Consejo Escolar pidió que haya más de un tutor por clase para poder dar mejor atención, especialmente para los alumnos con mayores dificultades.

Al parecer, el hecho de que Concapa votara en contra del informe general se debió a la inclusión en el currículo de la asignatura Educación para la ciudadanía, una materia a la que siempre han mostrado su rechazo -aunque este extremo no pudo ser confirmado por la asociación-.

Reorganización de modalidades

En el borrador de la orden, el departamento también incluye la reorganización de las modalidades de Bachillerato. Hasta ahora había Humanidades, Ciencias Sociales, Artes, Científico o Tecnológico y, a partir de septiembre y para los alumnos de primero, estas dos últimas se unirían en una sola. El área de Artes tendrá una nueva rama, denominada artes escénicas, música y danza

Además, se contempla la creación de una materia que consistirá en desarrollar un proyecto de investigación para el que se utilizará metodología universitaria.

Etiquetas