Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

NOMBRAMIENTO

El ex consejero del PAR Antonio Laguarta presidirá la Cámara de Cuentas

Junto con Alfonso Peña, propuesto por el PSOE, y José Luis Saz Casado, por el PP, integrará el consejo del órgano fiscalizadorEl pleno de las Cortes deberá aprobar por tres quintas partes los nombramientos.

La Cámara de Cuentas de Aragón ha dado por fin un nuevo paso para su puesta en marcha. Tras un complicado proceso en el que los partidos han recibido varias negativas de algunos de los candidatos que se planteaban, finalmente los grupos parlamentarios del PSOE, el PP y el PAR han conseguido reunir tres nombres de destacados expertos para formar parte del consejo del órgano fiscalizador de la Comunidad.

Aunque todo está pendiente de su formalización, será Antonio Laguarta, propuesto para este órgano por el PAR y que ejerció como consejero de Economía entre 1988 y 1989 bajo la presidencia de Hipólito Gómez de las Roces quien presida el órgano fiscalizador de Aragón.

Los socialistas han apostado por Alfonso Peña, que fue interventor de la DGA hasta 2007 y que actualmente desarrollaba su labor como número dos de la Corporación Empresarial Pública de Aragón. Los populares presentan a José Luis Saz Casado, un experto que ha formado parte del Tribunal Económico Administrativo de Aragón.

Tanto CHA como IU han descartado la presentación de aspirantes a este puesto ya que es necesario el apoyo de tres quintas partes del Parlamento.

Una vez que se formalicen las candidaturas esta próxima semana, y su aprobación en el pleno, corresponderá al presidente de las Cortes hacer efectivos los nombramiento.

Los tres candidatos formarán parte del consejo de la Cámara, lo cual es una de las novedades de la ley que anteriormente preveía que se rigiera de manera unipersonal, un modelo que funciona en órganos fiscalizadores de otras comunidades autónomas. Esta modificación fue una de las claves que permitió alcanzar finalmente un acuerdo el año pasado que desbloqueara la creación de la Cámara de Cuentas tras nueve años pendiente de su constitución.

Al consejo le corresponderá aprobar el programa anual de fiscalización, los informes y memorias, el proyecto de presupuesto, el reglamento de organización y funcionamiento y el que fijará las directrices técnicas de los procedimientos fiscalizadores.

En cualquier caso, aún quedan por concretar numerosas cuestiones que afectan al funcionamiento de la Cámara. Se tendrá que determinar su sede y su estructura.

Aunque estaba previsto que la Cámara se ubicara en unos locales próximos al palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza ofreció la cesión del edificio anexo al estadio de fútbol de la Romareda, conocido como el Cubo, para que pudiera ser la sede del nuevo órgano fiscalizador.

Este edificio se encuentra desocupado desde el traslado de los funcionarios municipales de Urbanismo al Seminario hace más de un año. En principio, se trataría de una cesión temporal de tres de la cinco plantas del inmueble, a cambio de que las Cortes se encargaran de su mantenimiento. Pero el Cubo de la Romareda no sería la sede definitiva de la Cámara de Cuentas sino solo la provisional, de acuerdo con la idea general de aproximar en un mismo espacio sedes administrativas del un mismo departamento o función, sea en un edificio o en un área.

Nombramiento de auditores

Respecto a la estructura de la Cámara de Cuentas, se designarán varios auditores a los que corresponderá el control efectivo de las cuentas públicas, además de funcionarios, personal laboral e incluso el presidente podrá nombrar dos asesores.

La ley establece que la Cámara de Cuentas controlará todos los fondos "gestionados por el sector público de Aragón, así como las subvenciones, créditos, avales u otras ayudas percibidos por personas físicas u jurídicas". Se prevé que el ejercicio correspondiente a este mismo año sea el primero que sea fiscalizado.

Etiquetas