Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

II Liga de Debate

El campeón siempre tiene la razón

El pasado jueves se dilucidó la segunda liga de debate de la Universidad de Zaragoza. La semana que viene, el equipo campeón representará a Aragón en el campeonato nacional.

El equipo campeón, durante la fase final en el Paraninfo
El campeón siempre tiene la razón
UNIZAR

Como los antiguos griegos, hay quien disfruta de la retórica y del argumento. Que siente el auténtico placer de una discusión ardua y civilizada. En Zaragoza, no solo hay apasionados del debate oral. También hay campeones. El pasado jueves, y por segundo año consecutivo, el equipo SDUZ consiguió proclamarse vencedor de la segunda edición de la Liga de Debate de la Universidad de Zaragoza. Sus componentes -Leire Millán, Laura Marín, Juanma Ramo e Isaac Claver- consiguieron imponer sus argumentos acerca del espinoso mundo de los alimentos transgénicos sobre los de los rivales.

La fase final, disputada en el Paraninfo universitario, no resultó nada sencilla para los ganadores. Isaac, quien hizo las veces de capitán, relata los pormenores del camino hacia la victoria: "Los cuatro somos estudiantes de Derecho, por lo que ninguno teníamos conocimientos exhaustivos del tema a debatir", explica. Sin embargo, esta no fue razón para amilanarse: "Fuimos de menos a más. Nos apoyamos en unas pautas de actuación muy meticulosas y en datos oficiales de organismos como la ONU".

La diálectica no es una ciencia exacta. Por ello, a pesar de que los oradores emplean unas técnicas parecidas, cada uno utiliza una argumentación particular. Daniel Esteban, capitán de D-Liberando, equipo subcampeón, comenta una de sus estrategias a la hora de atacar la producción transgénica: "Llevé dos naranjas a la exposición, una natural y otra transgénica, y resalté las cualidades de la natural, apelando a sensaciones, sentimientos y argumentos racionales".

Por su parte, cuando les tocó apoyar los alimentos manipulados, los componentes de SDUZ decidieron pintar un futuro distópico, "en el que los transgénicos eran la solución de un mundo apocalíptico", relata Isaac.

Saber argumentar a favor y en contra

"En estas competiciones se valora la soltura, la puesta en escena, dominio de los tiempos, la persuasión y la capacidad de reacción, entre otros aspectos. Sobre todo es importante captar la atención del público y sostener los argumentos con una buena base científica. Además, hay que saber argumentar tanto a favor como en contra del tema propuesto", explica Ángela Alcalá, directora del Área de Estudiantes de la Universidad y una de las promotoras de la Liga de Debate.

Del equipo ganador, Ángela destaca "la capacidad del grupo de trabajar las competencias transversales. Hay que tener en cuenta que todos son estudiantes de Derecho y fueron capaces de utilizar con gran correción argumentos del mundo sanitario".

Para esta profesora, en Aragón hay madera de oradores: "Aunque en esta ocasión solo se presentaron tres grupos, los tres demostraron una gran capacidad. También hay que destacar el buen hacer de un grupo de chicos muy jóvenes que acaban de empezar la carrera y que no desentonaron en absoluto".

A través del interés de Ángela y de algunos alumnos, a finales del pasado año se puso en marcha el Club de Debate en la Casa del Estudiante. Además, se espera que pronto surja un nuevo equipo en la capital turolense.

A por el campeonato nacional

Como ganadores de la liga local, Isaac y sus compañeros representarán en el campeonato nacional, por segundo año consecutivo, a la Universidad de Zaragoza. Se celebrará en Oviedo la semana que viene, e intentarán resarcirse de la ajustadísima derrota del curso pasado en Toledo, donde los tertulianos aragoneses tuvieron que conformarse con una honrosa medalla de plata.

Etiquetas