Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EL TIEMPO

La temperatura media de Aragón subió un grado en 2009

La Agencia Estatal de Meteorología presenta su informe anual, que concluye que la temperatura subió el año pasado en la comunidad, pese a que arrancó y terminó con olas de frío. El aumento de los termómetros se notó especialmente en el somontano oscense, en el curso medio del Ebro, en el valle del Jiloca y en las Cuencas Mineras, donde se registraron anomalías de más de un grado con respecto a los valores normales en esas zonas.

El año 2009 ha sido en general muy cálido en Aragón, La Rioja y Navarra desde el punto de vista térmico, con un grado centígrado de temperatura superior a la media, y seco con tendencia a normal en cuanto a las precipitaciones registradas.

Sin embargo, a lo largo del año, el carácter ha ido variando desde un inicio frío, pasando por una primavera normal, seguido de una sucesión ininterrumpida de meses, desde mayo hasta noviembre, de comportamiento cálido o muy cálido que han marcado su carácter definitivo, hasta un mes de diciembre frío de nuevo.

Así lo señala la Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Aragón en su informe, emitido este jueves, sobre el comportamiento climatológico del pasado año 2009 en Aragón, La Rioja y Navarra y la evolución de sus observatorios principales durante el periodo 1960-2009.

En las tres comunidades autónomas, la anomalías térmicas de las medias han superado en 1 grado centígrado las normales climatológicas del periodo de referencia 1971-2000.

Según la Aemet, en Aragón, en general, el año ha sido muy cálido, extremadamente cálido en el somontano oscense y áreas del curso medio del Ebro, Jiloca y Cuencas Mineras, con anomalías que superaron en un grado las medias habituales.

En La Rioja, 2009 ha tenido un carácter muy cálido, con tendencia a extremadamente cálido en el valle y a cálido en la sierra. Las anomalías rondaron un grado sobre las medias habituales.

Mientras que en Navarra, el año también ha tenido un carácter predominantemente muy cálido, con tendencia a cálido en los Pirineos y zona Nord-Occidental y a cálido en Tierra Estella y Ribera Alta.

Las anomalías térmicas alcanzaron un promedio de un grado en la mayor parte de la Comunidad Foral y tendieron a ser nulas en la vertiente cantábrica.

Respecto a las precipitaciones en estas tres comunidades, el año 2009, en general puede considerarse como seco con tendencia a normal, con predominio de carácter húmedo en los Pirineos y seco o muy seco en el Sistema Ibérico riojano y zaragozano.

Su evolución ha sido contrastada, con un arranque húmedo, una primavera y verano secos, un otoño seco o normal y una conclusión de marcado carácter húmedo.

De promedio y para todo el territorio, el porcentaje de precipitación ha supuesto el 90 por ciento con respecto a la normal del periodo de referencia 1971-2000.

En Aragón, el año, en líneas generales, arroja un balance seco, con la excepción del Pirineo, donde ha sido húmedo, y la vertiente ibérica zaragozana, donde ha tenido un carácter muy seco.

Los porcentajes de precipitación respecto de las medias habituales fueron de un 88 por ciento, con valores que oscilaron desde casi el 130 por ciento en puntos del Cinca hasta el 50 por ciento en áreas del Jalón y el Huerva.

En La Rioja, el carácter de 2009 ha sido seco, con tendencia a extremadamente seco en la sierra y a normal en la Rioja Baja, una comunidad en la que los porcentajes de precipitación han sido cercanos al 90 por ciento en la mayor parte del territorio.

En Navarra, el año ha tenido un carácter básicamente normal en la mayor parte de su superficie, aunque con tendencia a seco en la vertiente atlántica y a húmedo en Tierra Estella, Navarra Media y Pirineos.

El porcentaje medio de precipitación alcanza el 98 por ciento con respecto a la normal anual.

Etiquetas