Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COLEGIOS

Educación gasta al año en barracones lo que cuesta construir un colegio rural

La instalación, alquiler y desmontaje de las aulas prefabricadas suponen de media 800 euros al día en los últimos cursos. Más de setecientos niños estudian en estos módulos.

El Departamento de Educación ha invertido en los últimos ejercicios más de 300.000 euros anuales en la instalación, alquiler y mantenimiento de aulas prefabricadas, un dinero con el que cada curso se podría haber construido una escuela rural del tamaño de la de Ontiñena (que se levantará en 2011 con 310.000 euros) o la de Santa Cilia (con una partida de 226.223 euros).

Además, si se sumaran los fondos dedicados a este fin en tres años, la cantidad alcanzaría casi para un centro pequeño en una ciudad. Según los datos aportados por la Consejería de Educación, en 2009 los módulos supusieron un gasto de 324.026 euros. La cantidad bajó ligeramente este 2010 y se quedó en 306.932. Mientras que para el próximo ejercicio los presupuestos fijan 250.000 euros. En total, en tres años se paga por las casetas 880.958 o lo que es lo mismo, los barracones cuestan a la Administración educativa 800 euros diarios de media.

La portavoz del PP en la comisión de Educación, Ana Grande, criticó ayer este "despilfarro" que consideró responde a una política "ineficiente". Recalcó también que el recorte en infraestructuras educativas previsto para 2011 (se pasa de 33 a 18 millones) agravará la situación y hará que haya "una proliferación" de módulos prefabricados.

"Están hipotecando el futuro"

Grande -que compareció en rueda de prensa en las Cortes- denunció, además, que los presupuestos del Gobierno de Aragón incluyan como nuevos centros escolares algunos ya inaugurados o en fase de construcción, como los de San Mateo de Gállego, el Segundo de Chomón en Teruel o el Goya II en Zaragoza, con partidas plurianuales hasta 2014. "Esto indica que no los han pagado y que se está hipotecando el futuro, lo cual es algo denunciable y muy grave, porque juegan con la falacia de que construyen nuevos centros y venden lo ya construido", aseveró. "La planificación educativa en este Gobierno brilla por su ausencia", añadió.

En Aragón, este curso hay 32 módulos y en total son más de 700 los niños que estudian en ellos, unos 200 más de los que lo hicieron el curso 2009-2010. Desde Educación argumentan que cuatro de ellos se eliminarán con la construcción de un nuevo colegio en San Mateo de Gállego -presupuestado con 3,3 millones de euros para el ejercicio 2011-.

Apuntan también que otros seis -los colocados en el San José de Calasanz de Fraga- se mantienen porque falta un solar municipal donde edificar un nuevo centro que palie los problemas de espacio. El rifirrafe entre el Departamento de María Victoria Broto y el Ayuntamiento de Fraga por los terrenos para servicios educativos se remonta a 2007. Esa es la fecha en la que se prometió que estaría listo el solar, pero a pocas semanas de terminar 2010 continúa pendiente y deja un año más a Fraga con uno de los colegios más saturados de toda la provincia.

Etiquetas