Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EL PROBLEMA DEL AGUA

Ecologistas de toda la cuenca piden hoy en Barcelona que se fijen ya los caudales ecológicos

Varias entidades aragonesas acudirán a la marcha para exigir al Ministerio que apruebe un plan hidrológico del Ebro que de verdad proteja los ríos.

Ecologistas de toda la cuenca del Ebro se manifestarán hoy en Barcelona para exigir al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino la fijación de unos caudales ecológicos que garanticen el buen estado de todos los ríos de la demarcación y de las cuencas internas catalanas. La marcha, secundada por distintas entidades aragonesas, pedirá el desbloqueo del actual proceso de planificación hidrológica y la aprobación de un nuevo plan de cuenca que de verdad cumpla los objetivos marcados por la Directiva Marco del Agua.

La protesta partirá a las 12.00 de la plaza Urquinaona de la ciudad condal bajo los lemas 'El Ebro sin caudales es la muerte del Delta' y 'Ríos con agua: ríos vivos'. Ha sido convocada por la Plataforma en Defensa del Ebro, pero cuenta con la adhesión de más de 70 entidades. La mayoría son grupos ecologistas como Greenpeace o WWF, pero también hay partidos políticos como ERZ, ICV y CHA.

Otros colectivos aragoneses que acudirán hoy a Barcelona son Ansar, Ecologistas en Acción y SEO/Birdlife, Coagret, Río Aragón, Puyalón, CGT, Tierra Aragonesa y SOA.

El manifiesto secundado por todas esas organizaciones quiere hacer llegar a la Comisión Europea "la necesidad de mantener los caudales ecológicos". "Los de los ríos catalanes están definidos pero no implantados, y en la cuenca del Ebro, incomprensiblemente, ni se han determinado", denuncia.

El texto critica que, mientras esos caudales mínimos siguen sin fijarse, muchos ríos, acuíferos y humedales siguen amenazados "por la presión de los trasvases, presas y nuevos embalses y de la contaminación".

El manifiesto presta especial atención al Delta del Ebro recordando que este enclave de gran valor ambiental necesita un régimen de caudales que garantice la supervivencia de sus ecosistemas, siga aportando los nutrientes que necesita el Mediterráneo, frene la salinización de la capa freática y deposite los sedimentos necesarios para para evitar la "alarmante" regresión de la línea de costa.

Contra los proyectos de regadío

"Las actuales propuestas de plan de cuenca no contemplan ninguno de estos aspectos. Por lo tanto, la supervivencia del Delta como ecosistema y fuente de vida está en peligro", sostienen los convocantes de la marcha, que critican los actuales proyectos de regadío y reclaman "un nuevo modelo rural".

La convocatoria realizada por la Plataforma en Defensa del Ebro coincide con otras protestas similares organizadas desde el pasado viernes por la Red Ciudadana por una Nueva Cultura del Agua, en el Tajo, y por la Plataforma Xuquer Viu, en el Júcar.

Año y medio de retraso

Estos actos persiguen los mismos objetivos y son la reacción del mundo ecologista al retraso de más de un año y medio que acumula el actual proceso de planificación hidrológica. Medio Ambiente debería haber aprobado los nuevos planes de cuenca a finales del año pasado. Sin embargo, el Ministerio de Elena Espinosa los tiene bloqueados.

En el caso del plan hidrológico del Ebro, no ha habido ni un solo avance desde que a finales de 2008 se cerró el periodo de exposición pública del esquema de temas importantes de la cuenca -un documento preparatorio-. Cuando por fin se haga público el borrador definitivo tendrá que volver a abrirse un periodo de alegaciones de seis meses, lo que pospone la aprobación del plan de cuenca como mínimo hasta mediados de 2011.

Etiquetas