Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CARRETERAS

Dos jóvenes de 18 y 21 años mueren al incendiarse su vehículo en Capella

Graus decreta un día de luto por las víctimas, vecinas de la localidad. El saldo de tráfico del puente en Aragón se cierra con tres fallecidos.

dos jóvenes fallecieron ayer en un trágico accidente que se produjo en el municipio oscense de Capella. Pablo Aventín, de 18 años y vecino de Graus, y Petru Roman, de 21 años, de nacionalidad rumana y residente en La Puebla de Fantova, localidad cercana a la capital de la Ribagorza, perdieron la vida al salirse de la vía el coche en el que viajaban e incendiarse posteriormente. Al parecer, la intensa lluvia que caía en la zona en esos momentos pudo influir en el siniestro. El percance ocurrió en torno a las 4.00 en el kilómetro 6,400 de la carretera A-1605 (que une Graus con el valle de Arán), muy cerca de Capella. Según informó la Subdelegación del Gobierno en Huesca, el turismo en el que viajaban los dos jóvenes, un Ford Focus, se salió de la vía por la margen derecha en un tramo recto y sin complicaciones circulatorias y, tras chocar contra uno de los árboles que flanquean la carretera, se incendió. Los dos ocupantes quedaron atrapados en el interior y murieron calcinados.

Los cadáveres fueron rescatados poco después por los integrantes del operativo de emergencia que acudió al lugar. En concreto, dos dotaciones de Bomberos de Graus, miembros de la Guardia Civil de Tráfico y la Guardia Civil Rural, y personal médico del 061 y del Centro de Salud.

"El coche estaba ardiendo bajo la lluvia y tuvimos que extinguir las llamas para después de un rato y una vez enfriado el amasijo de hierros en que quedó convertido el vehículo, proceder al rescate de los cadáveres. Fue una escena dantesca", recordó horas después del suceso, y todavía traumatizado por la experiencia, uno de los participantes en las labores de auxilio.

El estado de los cuerpos y la imposibilidad de reconocer a las víctimas, aconsejó el traslado de los cadáveres al tanatorio de Binéfar para practicar las pruebas de identificación oportunas. Ya por la tarde, fueron trasladados a Graus donde está previsto que hoy, a partir de las 16.30, se celebre el funeral en memoria de los dos jóvenes.

La noticia causó una honda consternación en la Baja Ribagorza, donde los dos fallecidos y sus familias son muy apreciadas. El más joven había sido repatán de las fiestas grausinas hace un par de años mientras que el mayor, de origen rumano, vivía desde hace varios años con su familia en La Puebla de Fantova y trabajaba en un taller mecánico de Graus. El ayuntamiento ribagorzano ha decretado para hoy un día de luto.

Con estas dos víctimas son tres las personas que han fallecido en las carreteras aragonesas durante el puente, al menos hasta el cierre de esta edición. Todos los accidentes mortales se han registrado en Huesca y al ocurrido ayer en Capella hay que sumar el que se produjo el día 6 en La Fueva, Sobrarbe, donde una niña de 11 años, vecina de Montag (Barcelona) murió cuando el vehículo en el que iba con su padre se salió de la vía.

A ellas hay que sumar otro zaragozano fallecido en un siniestro ocurrido el día 7 en la AP-68 a su paso por La Rioja y en el que su mujer y su hijo de tres años resultaron heridos graves.

23 muertos en toda España

En el conjunto de las carreteras españolas, el balance de accidentes de tráfico desde el viernes y hasta las 20.00 de ayer asciende a 23 víctimas mortales en 21 siniestros, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Además, otras 18 personas resultaron heridas (10 graves y 8 leves).

Etiquetas