Despliega el menú
Aragón

GRAN SCALA

Dos grandes fincas en Villanueva y Castejón, claves para Gran Scala

El Sisallar y los suelos de la familia Samper suman en torno a 2.000 hectáreas cada una.

Dos municipios de los Monegros oscenses -Castejón y Villanueva de Sijena- sobresalen en la quiniela para dar cabida al complejo de ocio y juego Gran Scala. Y en cada uno de ellos, dos grandes fincas se prefiguran claves en orden a su tamaño y localización ante una hipotética negociación para hacerse finalmente con los terrenos.

Como ya avanzó este periódico, en Castejón de Monegros la finca que más interés suscita es propiedad de la familia Samper, que tiene negocios en los sectores de la ganadería y de la energía eólica. La parcela en cuestión -situada en los parajes de El Royer y El Fraile-, mide aproximadamente 1.800 hectáreas y su situación coincide con los requisitos anunciados en su día por los promotores de Gran Scala.

De hecho, Samper asistió junto a media docena de propietarios a la reunión que se celebró el lunes en el Ayuntamiento de Castejón y en la que los representantes municipales confirmaron a los dueños de terrenos el interés de la DGA y el consorcio promotor.

En Villanueva, que ha comenzado a sonar con fuerza como alternativa después de que algunos propietarios de Castejón llegaran a solicitar por sus terrenos hasta veinte veces su precio habitual, las dimensiones y, sobre todo, la ubicación de la finca "El Sisallar" la hacen también muy interesante.

Prácticamente cualquier intento de ubicar el cuadrilátero de 4,5 kilómetros de lado en este término (ya sea íntegramente o en la confluencia con los colindantes de Valfarta y Sena) pasaría por esta parcela. Propiedad de Gestesa, un potente grupo del sector inmobiliario y que tiene su sede en Guadalajara, suma aproximadamente 2.300 hectáreas (de las que 150 son de regadío), una superficie que bastaría para alojar el complejo.

No obstante, su configuración -es alargada (llega desde el límite con Valfarta hasta la sierra) y mide unos 3 kilómetros de ancho- obligaría a completarla con otros suelos, ya sea hacia el oeste (término municipal de Sena) o el este. Además, la existencia del Canal de Monegros, que divide la finca en dos, llevaría a dibujar el cuadrilátero o bien al norte o al sur de la conducción. En esta segunda opción, también habría que comprar terrenos de Valfarta.

Junto a sus dimensiones, su posición estratégica también jugaría a su favor. En sus inmediaciones discurre el oleoducto que viene desde Tarragona; también tiene gasoducto y las torres de la línea Aragón-Cazaril están muy próxima. La línea del AVE y la autopista a Barcelona distan escasos kilómetros en línea recta.

Preguntados por este periódico, sus propietarios mostraron su predisposición a entablar negociaciones, si bien aseguraron que "oficialmente", nadie se ha dirigido por el momento a ellos.

La decisión no debería demorarse ya mucho. De hecho, la DGA quería anunciarla la próxima semana. Los promotores, que ayer estaban en una feria de atracciones en Niza, podrían viajar a Aragón en breve.

Etiquetas