Aragón
Suscríbete

RECORTE DEL GASTO

Diputación y alcaldes urgen que se acaben los tramos de autovía más "peligrosos"

PSOE y PAR aprobaron ayer sendas mociones en la institución altoaragonesaLa Cámara y la patronal presentarán hoy a Morlán la estimación de pérdidas económicas.

La Diputación Provincial de Huesca solicita al Ministerio de Fomento que no paralice la finalización de aquellos tramos de la autovía Lérida-Huesca-Jaca-Pamplona que ya están en obras y pueden significar un riesgo para la seguridad vial, como los de Lascellas-Ponzano, la variante de Binéfar, el puerto de Monrepós y la variante de Sabiñánigo.

Así se acordó ayer en el pleno que se celebró en la institución provincial. Y así lo escuchará hoy el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, de parte de muchos alcaldes (la mayoría socialistas) de los municipios afectados por la paralización de las obras de las autovías con los que se reunirá hoy en Huesca. Fomento ha convocado a 28 alcaldes y seis presidentes comarcales.

Antes, mantendrá un encuentro con los representantes de la Cámara de Comercio e Industria de Huesca así como con los de la Confederación Empresarial Oscense (CEOS-Cepyme). Estos últimos le presentarán una estimación de las pérdidas económicas que supondrá el parón de las obras públicas en la provincia.

En el pleno de la Diputación Provincial se debatieron cuatro propuestas de resolución, presentadas por cada uno de los grupos políticos, PSOE, PAR, CHA y PP, relativas a los recortes. Las de socialistas y aragonesistas se aprobaron, con los apoyos de unos a otros, mientras que las de PP y CHA fueron rechazadas.

En la citada moción, presentada por el PSOE y apoyada por los votos del PAR, la DPH manifiesta "su profunda preocupación" por la paralización de "algunas de las obras que estaban ejecutándose" y pide a Fomento que, en su reprogramación de actuaciones "realice todos los esfuerzos posibles para buscar alternativas de financiación público-privada" que permitan dar solución a los tramos de infraestructuras viarias de la provincia de Huesca afectados por el recorte. Y, en los casos que no sea posible, le pide que priorice la finalización de los tramos pendientes "tan pronto como se recupere la situación económica".

Además, la DPH insta a Fomento a que rectifique en cuanto a la "rescisión de los contratos de obras que afectan directamente a los tramos de la A-21 (Jaca Oeste- Santa Cilia) y la A-23 (Congosto del Isuela-Arguis y entre Lanave y el embalse de Jabarrella), según se señala en la propuesta de resolución del PAR, que también insta al Ministerio para que se impulsen las obras pendientes en las autovías e infraestructuras de la provincia.

La propuesta de la moción institucional de buscar financiación público-privada para continuar con las obras no es casual. De hecho, el secretario de Estado de Infraestructuras ya apuntó hace dos semanas esta solución para salvar varios tramos de la autovía, sin concretar cuáles, lo que podría transmitir en la reunión que mantendrá con los alcaldes. Y se espera que dé hasta un calendario.

No obstante, los alcaldes primero quieren escuchar la explicación sobre la situación y después exigir al Ministerio de Fomento que acabe, al menos, los tramos de las autovías más "peligrosos". A la reunión asistirán alcaldes y representantes de prácticamente todos los municipios afectados por el trazado como Tamarite, Binéfar, Monzón, Barbastro, Lascellas, Siétamo, Tierz, Huesca, Nueno, Sabiñánigo o Jaca, entre otros.

Desde el Ayuntamiento de Binéfar, y tras conocer la paralización de la autovía hasta el límite de Lérida, expondrán hoy la necesidad de reanudar las obras no solo por su alto grado de ejecución sino por "el peligro evidente que supone para el tráfico". Por la seguridad teme también el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra (PSOE), que pedirá que se paralicen las obras el menor tiempo posible por la "afección económica". De hecho, el pleno aprobó ayer una moción del PAR para exigir la ejecución.

Por su parte, el alcalde de Monzón, Fernando Heras (PSOE), aunque resalta el avance que ha supuesto los kilómetros que ya están en servicio, también pide "un esfuerzo adicional" para acabar tramos como la variante de Binéfar "por cuestiones de seguridad".

Al mismo tiempo, los empresarios de Sobrarbe denuncian la ralentización del trazado Yebra de Basa-Fiscal, que forma parte del Eje Pirenaico (N-260).

Etiquetas