Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SUCESOS

Detienen en Zaragoza a una banda dedicada a los delitos telemáticos

Los implicados se dedicaban a la estafa, descubrimiento y revelación de secretos, usurpación de estado civil, falsificación de documentos públicos oficiales, blanqueo de capitales y asociación ilícita.

La Guardia Civil de Lugo ha desarticulado una banda organizada de ámbito internacional, integrada por ciudadanos rumanos, dentro de la denominada operación 'Botosani', por la supuesta comisión de estafas a través de medios telemáticos, según han informado fuentes de la investigación.

Se trata de una banda que solía cambiar de residencia cada tres meses, alternando para ello distintas viviendas en Valencia, Madrid, Guadalajara y Zaragoza, ciudad esta última en la que fueron detenidos y puestos a disposición judicial.

Una denuncia presentada en Monforte de Lemos (Lugo) por un ciudadano inglés, ha sido la clave para desmantelar esta banda, que supuestamente ha realizado estafas telemáticas en doce países de Europa y norte de África.

A las tres personas detenidas, de nacionalidad rumana, se les imputa la presunta autoría de los delitos de estafa, descubrimiento y revelación de secretos, usurpación de estado civil, falsificación de documentos públicos oficiales, blanqueo de capitales y asociación ilícita.

La investigación dio comienzo en marzo de 2010, a raíz de la denuncia en Monforte, donde un ciudadano advertía de que le habían sido realizados varios cargos en una tarjeta de crédito por valor de 529 euros, informó la Guardia Civil en conferencia de prensa.

A partir de ahí, el instituto armado inició las investigaciones que permitieron desvelar un complejo 'modus operandi' y el posterior rastreo telemático de las operaciones, del que se desprendió que el hecho denunciado había sido realizado por parte de una banda organizada y el importe de lo sustraído se había utilizado para el pago de los servicios a una página web de anuncios de compra y venta de productos.

Básicamente, la estafa consistía en ofertar productos en páginas web que, una vez realizada la transacción económica por parte de los compradores, éstos nunca llegaban a recibir sus compras, entre las que figuraban bicicletas, electrodomésticos, instrumentos musicales menaje de hogar, vehículos, maquinaria agrícola y embarcaciones.

El nivel de tecnificación de los presuntos delincuentes era, según la Guardia Civil, bastante alto, ya que lograban generar todo tipo de páginas Web, incluso aquellas que hacían referencia al sistema de transporte e intermediación, para lo que no dudaban en usurpar identidades a personas o empresas, según las mismas fuentes.

Junto con los efectos intervenidos, la autoridad judicial ordenó el bloqueo de una cuenta bancaria con 10.000 euros, al parecer, procedentes de otros países europeos. Para cerrar esta operación, compleja y amplia fue necesaria la intervención del Cuerpo Nacional de Policía, policías locales de Madrid y Xirivella (Valencia) y la INTERPOL de Rumanía.

Aunque se cree que la banda realizaba este tipo de estafas desde enero del 2009, actualmente existen unas 30 denuncias, por lo que Guardia Civil ha realizado un llamamiento para que aquellos que no denunciaron el hecho lo hagan «para sustanciar un poco más el procedimiento». El caso es dirigido por el juzgado de instrucción número 2 de Monforte de Lemos.

Etiquetas