Despliega el menú
Aragón

RESCATE EN EL PIRINEO

Dada de alta la montañera francesa perdida once días en Ordesa

La noticia de esta superviviente, que permaneció 11 días perdida, ha sorprendido en Bretaña, donde hasta ayer no se conoció el caso

Marcel Bordais, el marido, entrevistado por el medio galo.
Dada de alta la montañera francesa perdida once días en Ordesa
le télégrame

 

 

 

La montañera francesa Teresa Bordais ha sido dada de alta esta mañana en el Hospital San Jorge de Huesca, en el que estaba ingresada desde que fue rescatada el pasado martes tras permanecer once días perdida en el Parque Nacional de Ordesa, en el Pirineo oscense.

La mujer, de 61 años, salió del hospital acompañada por la Cónsul General adjunta de Francia en España, Marqués Gross, y la cónsul honoraria en Huesca, Jacqueline Ariño, y ha partido con destino a la localidad en la que reside, en la Bretaña francesa .

La montañera, que fue rescatada por la Guardia Civil en buen estado de salud, se ha recuperado de los síntomas de agotamiento que tenía en los dos días que ha permanecido en el hospital oscense.

Teresa Bordais podría regresar este viernes a su país. El viaje lo realizará sola ya que ningún familiar se ha acercado hasta el hospital desde que fuera localizada la tarde del martes, contra pronóstico, sana y salva en el barranco La Pardina del cañón de Añisclo, a unas cuatro horas a pie del lugar donde se perdió su pista el 26 de junio.

 

Su historia, la de una superviviente que ha colado el agua del barranco para no tener gastroenteritis cuando la bebía y que se ha alimentado de las hojas y hierbas que veía que picaban los pájaros, era totalmente desconocida en su tierra natal. Sin embargo, tras la publicación en un medio de la zona, la noticia ha sorprendido a la Bretaña francesa en la que vive.

 

Incluso su marido, en una entrevista audiovisual concedida al periódico francés 'Le Télégramme' y que también puede verse en la web de HERALDO.es, reconoce que "su resistencia física ha sido sorprendente". Marcel Bordais, además, explica que cuando se puso en contacto con ella poco después de ser localizada le sorprendió "lo lúcida que estaba, la buena salud y que me hablara como siempre".

 

Marcel Bordais recuerda que él y su mujer formaban parte de un grupo de 14 personas que tenía intención de realizar una senda circular en la zona del cañón de Añisclo el pasado 26 de junio. "El terreno no era muy difícil si no fuera por la vegetación que nos impedía encontrar el sendero", relata. Barajaron la posibilidad de dar la vuelta y regresar por el mismo camino, pero "mi mujer decidió adelantarse". Pasaron diez o quien minutos hasta que se dieron cuenta de que había desaparecido.

"Intentamos buscarla, pero no la encontrábamos. Gritamos, la llamamos por su nombre, pero no fue posible", comenta Marcel Bordais en la entrevista. Por eso dieron aviso a los equipos de socorro que comenzaron con la búsqueda intensiva. "Conforme el tiempo fue pasando -explica el hombre- perdimos las esperanzas de encontrarla con vida".

 

Él regresó a su casa pocos días después del suceso, el pasado 29 de junio. Y hasta el martes, no tuvo ninguna noticia. "Me llamó la cónsul para darme la buena noticia de la que la habían encontrado y la habían trasladado al hospital de Huesca", desde donde contactó con él. "Estaba lúcida y tenía buena salud, pero también me dijo que había pasado frío y miedo durante todos estos días", concluye Marcel.

Ya casi recuperada, previsiblemente mañana recibirá el alta y podrá volver a su país, aunque lo hará sola porque ningún familiar ha llegado a la capital altoaragonesa.

Visita de la cónsul

Quien sí visitó ayer por la mañana a Teresa Bordais fue la cónsul general adjunta de Francia en España, Isabel Marqués Gross. Tras salir del hospital, la diplomática tan solo explicó que la mujer de 62 años se recupera muy bien y que su familia "está contenta por el feliz desenlace de la historia, porque la hayan encontrado a salvo".

 

Marqués Gross, además, fue recibida en la Subdelegación del Gobierno en Huesca por el delegado Ramón Zapatero y por el jefe accidental de la comandancia, el comandante Vicente Reig. A ellos agradeció el gran esfuerzo realizado por los equipos de rescate de montaña y "la gran amplitud de medios que se pusieron en marcha y que han ayudado a encontrar sana y salva a esta compatriota".

Etiquetas