Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

«Cuando dije que estudiaría en Bulgaria, mi familia preguntó si sería peligroso»

El aragonés Daniel Bielsa completa sus estudios de Empresariales en la capital de Bulgaria, un destino poco habitual que le está brindando mucha sopresas.

Las becas Erasmus son mucho más que un viaje pagado a Londres para aprender inglés. Algunos destinos menos habituales empiezan a llamar la atención de los universitarios. Es el caso de Daniel Bielsa, que estudia Ciencias Empresariales en Sofía, Bulgaria.

«Desde el principio tuve muy claro que quería irme a un país de Europa del Este», asegura este joven de 25 años, natural de Fabara (Zaragoza). Tras conocer a unas estudiantes búlgaras en Zaragoza, se decidió a solicitar la beca para aquel país.

Para él, Bulgaria es «un país de contrastes» Se aloja en Studenski Grad, algo así como el ‘barrio de los estudiantes’, donde el precio de la habitación es de 40 euros al mes, y tiene infinidad de servicios abiertos 24 horas, «como si fuese una ciudad costera española».

Una de sus principales motivaciones fue la de perfeccionar el idioma extranjero: «El idioma es el búlgaro, tiene alfabeto cirílico, aunque hay un nivel altísimo de inglés, se podría afirmar que todos los estudiantes lo hablan», señala. Además «hay mucha gente que habla terceros idiomas como español, alemán o portugués entre otros».

Su buena adaptación a Bulgaria y al entorno universitario, asegura, han ayudado a tranquilizar a su familia. Señala que cuando se decidió por este país, «las reacciones fueron muy diversas; desde preguntas tipo: ¿todos vienen aquí y tu te vas allí? o ¿estás seguro, no será peligroso?».

En un futuro cercano tiene pensado enviar su currículum a «varias empresas españolas afincadas en Bulgaria, para encontrar trabajo», ya que ve«grandes posibilidades de crecimiento en la región».

Etiquetas