Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PLENO EN LAS CORTES

Críticas a Iglesias por el desdoblamiento de carreteras y la financiación local

CHA critica que «se quede de brazos cruzados» cuando Fomento dice que no hay dinero para las obras de desdoblamiento de la N-232 y N-II. El PP le reprocha que los ayuntamientos están «con el agua al cuello».

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha asegurado que el Gobierno trabaja para conseguir que todos los vehículos, ligeros y pesados, circulen libremente por los tramos aragoneses de las autopistas AP-68 y AP-2 que discurren paralelos a la N-232 y N-II, en sus trazados no desdoblados.

Así lo ha indicado en la sesión de control al Ejecutivo que se celebra en las Cortes de Aragón, al responder a una pregunta de la presidenta de CHA, Nieves Ibeas, sobre que va a hacer ante el reconocimiento del Ministerio de Fomento de que carece de fondos para las obras desdoblamiento de la N-232 (Mallén-Figueruelas), así como de plazos concretos para las de la N-II (Alfajarín-Fraga).

El presidente ha recordado que existe un acuerdo, por segundo año consecutivo, para la libre circulación de vehículos ligeros en un periodo de 24 horas, en los tramos de las autopistas paralelos a las carreteras nacionales, y que se está negociando con Fomento y con las concesionarias extender la medida a los vehículos pesados.

Tras recordar que se mantiene la exigencia de la urgencia del desdoblamiento, ha reconocido que la fórmula puesta en marcha desde hace dos años no ha resuelto «todo» el problema, pero ha contribuido a disminuir el tráfico por las carreteras nacionales.

En todo caso, ha señalado que las dos autopistas estarían ya liberalizadas si en 2004 el Gobierno de José María Aznar no hubiera firmado una prórroga con las concesionarias para extender la concesión a 2021, en el caso de la AP-II, y a 2026, en la AP-68.

Ibeas ha reprochado al Gobierno de Aragón que «se quede de brazos cruzados» cuando Fomento dice que no hay dinero para estas obras de desdoblamiento, que son prioritarias por la importancia de los ejes en los que están incluidos y, sobre todo, porque en diez años, en 27 kilómetros de la N-232, ha habido cien muertos en accidentes.

Ajuste presupuestario

En la misma sesión de control, la secretaria general del PP y diputada, Rosa Plantagenet, ha preguntado a Iglesias si considera que los presupuestos para 2011 contienen las medidas necesarias de apoyo que demandan los municipios.

Iglesias ha respondido que esta legislatura ha sido «la de más inversión» en los municipios, a los que se han destinado, también a las comarcas, 700 millones de euros.

En un «momento de ajustes», sin embargo, los recursos van a llegar a los Ayuntamientos «con otras fórmulas», como los planes de fomento de empleo, ayudas directas o los 150 millones de euros que incluye el Plan de Desarrollo Rural Sostenible, financiado al 50 por ciento por el Gobierno de Aragón y el de España, ha explicado.

Plantagenet ha criticado duramente a Iglesias porque ha «hipertrofiado la administración al duplicarla» y «se ha metido en aventuras empresariales ruinosas», mientras los ayuntamientos están «con el agua al cuello» por prestar servicios, sobre los que no tienen competencias, que debería asumir el Gobierno aragonés.

Para la diputada popular, Iglesias ha sido «irresponsable» y «ruin» con los municipios, ya que mientras los presupuestos generales de la comunidad han crecido un 136 por ciento en diez años, el Fondo Local solo lo ha hecho un 54%.

Creación de empleo

La última pregunta ha sido del diputado de IU, Adolfo Barrena, quien se ha interesado por las medidas previstas para la creación de empleo para parados que han agotado la prestación por desempleo y los subsidios.

Barrena ha propuesto un plan de empleo y formación, en colaboración con ayuntamientos y comarcas, que supone la contratación directa de personas para la prestación de servicios públicos por un salario de 9.800 euros al año y 35 horas semanales (10 de ellas de formación).

Con 13,5 millones de euros, ha indicado, se podrían crear mil puestos de trabajo en un año, que revertirían en la seguridad social y en el las arcas públicas, al pagar su IRPF.

El presidente ha dicho que esta fórmula ya se ensayó en los años 2009-2010 con el Fondo Local, pero que ahora es imposible de volver a aplicarla porque generaría una deuda pública que ahora es necesario tratar de atajar.

La creación de empleo, ha insistido, vendrá cuando comience a haber crecimiento económico y las empresas tengan crédito para invertir y los particulares dinero para consumir.

Además, ha puesto en valor el Acuerdo Económico Social para el Progreso de Aragón, con participación empresarial y sindical y del Gobierno, como una buena herramienta para impulsar la creación de empleo.

Etiquetas