Despliega el menú
Aragón

AGUA

Crecen las voces en el PAR que piden un rechazo contundente

El malestar interno en el PAR con la posición oficial de este partido sobre el trasvase a Barcelona es cada vez más evidente. Incluso ya hay quien da el paso y empieza a desmarcarse, como el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, que ayer dijo que "lo que en el año 81 fue un trasvase, al que el PAR ya se opuso frontalmente, sería muy difícil de explicar que en el año 2008 no se considere como tal".

Por el momento, los aragonesistas han optado por la ambigüedad con el proyecto y se han aferrado a la tesis del Consejo de Gobierno autonómico de la necesidad de esperar a que se pronuncie la Comisión Jurídica Asesora sobre si esta infraestructura es o no un trasvase. Pero la mayoría de los responsables de la formación política consideran que se debe ser más claro a la hora de oponerse a esta infraestructura hidráulica.

El PAR del Alto Aragón fue el primero en abrir la espita y calificó de "inadmisible" el acuerdo de llevar agua a Barcelona sin contar con Aragón y exigió otras soluciones. En la Diputación de Huesca, la formación aragonesista ya expresó a las claras sus discrepancias con el PSOE.

Hay muchos en el PAR que consideran que se está transmitiendo una imagen demasiado blanda con este asunto, teniendo en cuenta que la oposición al trasvase es uno de los motivos de la fundación de este partido político. Y avisan de que la oposición lo está aprovechando.

"A mí no me gusta cómo se está haciendo. Echo en falta un poco de contundencia, porque esto es un trasvase puro y duro", explicó un alto cargo del PAR a este diario.

No obstante, este mismo responsable de la formación aragonesista destacó que esta situación obedece "más bien a un ajuste en el Gobierno", afirmó. En lo que las fuentes del PAR coinciden es que el gobierno no se debe romper y que hay que administrar esta situación con "mesura".

Pero, según explicaron, esto no significa que no puedan ser más claros en sus mensajes como partido político. "No se trata de romper el Gobierno, pero el PAR debe tener una posición clara. ¿Cómo combinamos la mesura con la firmeza? Lo peor es la ambigüedad", dijo un cargo público de la formación nacionalista.

"Se mire por donde se mire, esto es muy fácil de criticar", explicó otro dirigente del PAR, que lamentó que los responsables de su partido en la DGA estén tardando en decirles "por dónde debemos tirar". "Este es un asunto de extrema importancia", dijo.

Según señalaron fuentes consultadas, "el PAR está tardando en decir lo que tiene que decir". No en vano, una de ellas se quejó de que todavía no se haya convocado una Ejecutiva del partido para hablar de este asunto. De momento, tendrá que esperar.

Etiquetas