Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PRECAUCIONES

"Crampones y piolet no pueden faltar, y más este año"

Afirma que en una pequeña mochila cabe el material imprescindible para salir al monte y evitar accidentes.

La falta de material o que este no sea el adecuado es una de las mayores causas de los accidentes de los montañeros. Hay quien con 'bambas' intenta realizar una ruta de montaña, quien olvida una gorra para cubrirse la cabeza del sol o los que obvian que en el Pirineo las prendas de abrigo son imprescindibles hasta en agosto. Y en una mochila de 25 litros, como muestra el teniente de Montaña, Sergio Rodríguez, cabe todo.

Da igual que sea invierno o verano, los bastones son imprescindibles porque como explica Rodríguez, "dan equilibrio al cuerpo. Te ayudan a la hora de cruzar un río, para descender cuestas o para saltar". Y en este último caso, además, son los que evitan "las lesiones de tobillo o rodilla". Tampoco hay que olvidar las gafas de sol, una gorra y la crema solar.

También hay que estar bien orientado en todo momento. "El GPS tiene cobertura en la mayor parte de la montaña y éste guiará al montañero para que no se salga de la ruta establecida", indica Rodríguez. Pero para las zonas de sombra, el mapa y la brújula serán el aliado del montañero.

El teniente insiste en que en la montaña el tiempo cambia en cuestión de minutos. Por eso, tanto en invierno como en verano hay que llevar ropa de abrigo: forro polar, gorro, guantes y chubasquero.

Por supuesto, y más este año en el que todavía queda mucha nieve en alta montaña, piolets y crampones son dos elementos que nunca pueden faltar para evitar accidentes. "Los hay que no los llevan, otros que no saben utilizarlos y también quien no los saca de la mochila", critica Rodríguez. Pero recalca que "son las herramientas de seguridad más importantes y el uso de ellos es imprescindible para internarse en una zona nevada o con hielo". Y por si se produce una caída hay que llevar encima un pequeño botiquín y una manta.

Etiquetas