Aragón
Suscríbete

Contaminación atmosférica

La parte este de Zaragoza es la que más emisiones de CO2 registra

Los datos del Registro Europeo de Emisiones y Transferencia de Contaminantes recogen la cantidad de gases contaminantes que se emiten en Aragón. Los niveles no son alarmantes en ninguna ciudad de la comunidad, pero los ecologistas advierten que son cifras proporcionadas por las mismas empresas y no son del todo fiables.

Vertido de gases en Zaragoza. Archivo
Vertido de gases en Zaragoza. Archivo
JOSé MIGUEL MARCO

El aire de la parte oeste de Zaragoza es el que menos emisiones de CO2 registra. Los niveles de gases tóxicos emitidos en esa zona no sobrepasan las 110,61 kilotoneladas (kt) , mientras que el centro y el este de la ciudad muestran niveles superiores, de entre 110,62 y 422,06 kt, según se ve en el mapa interactivo que ordena los datos extraídos del Registro Europeo de Emisiones y Transferencia de Contaminantes (E-PRTR).

La zona del barrio del Actur y el centro de la capital aragonesa concentran más gas carbónico que otras partes, como la zona universitaria o vía Hispanidad. “En Zaragoza suele haber contaminación por NO2 y por PM10 (polvo microscópico). El que haya más o menos, depende de las emisiones pero también depende de la altura de las chimeneas en las industrias, de la meteorología -anticiclones que estancan el aire, el cierzo, la lluvia que 'lava' el aire, entre otras cosas- o de los contaminantes que vienen de otros lugares”, explica Saturnino Barbé, experto en contaminación ambiental en Aragón de Ecologistas en Acción.

Las cifras son parecidas a las de otras ciudades españolas de similar tamaño y no son alarmantes, según han explicado los técnicos de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Informan que “estos datos no son parámetros de calidad del aire ambiente (inmisión)” y solo revelan valores de emisiones totales anuales (declarados, medidos y estimados) de contaminantes que se han podido arrojar a la atmósfera.

En la DGA aseguran que esos elementos se dispersan y que los aparatos de medida de calidad instalados en la comunidad, que son los que de verdad dan pautas del aire que se respira, registran valores por debajo de los límites diarios de concentración aconsejados.

Los mapas muestran, además, que en la capital aragonesa las emisiones de CO2 de fuentes no industriales rondan entre las 69,87kt los 280,78kt. Si se toma en cuenta solo el CO2 emitido por vehículos terrestres, los niveles son similares en toda la ciudad, entre 12,20 y 40,25 kt.

Estas cifras “se refieren a las emisiones de contaminantes y de gases de efecto invernadero como el CO2 , que se estudia porque calienta el clima. Salvo casos excepcionales, no se estudia la concentración de este elemento en las ciudades” porque lo que afecta realmente a la gente son las inmisiones, añade Barbé.

Desde Ecologistas en Acción recuerdan que las empresas están obligadas a declarar estas cifras, pero los informes llegan con un par de años de retraso y no son siempre fiables. Por tanto, estos mapas de emisiones de la UE son solo “una aproximación” de la contaminación que hay y “para conocer la contaminación real debe de medirse directamente la concentración de los contaminantes en el aire”.Los muestreos no están regulados

Francisco Iturbe, también de Ecologistas en Acción, matiza que las tasas reales son mucho más elevadas de lo que recogen los datos oficiales. “Hasta hace dos años, los puntos de muestreo arrojaban datos muy preocupantes, y ahora han cambiado y mejorado mucho los números, pero esas muestras ya no son representativas. No ha mejorado el aire, si no que se han cambiado los puntos de muestreo y han sido sacados de las zonas más contaminantes de Zaragoza. La UE no tiene una normativa para regular ese tema”, asegura.

En cuanto al material particulado en el aire, los datos del E-PRTR muestran que las cantidades son bastante leves salvo en la parte norte de Zaragoza, en los polígonos de Cogullada y Molino Pilar, donde hay entre 24,00 y 61,86 toneladas de PM10, como se denomina a las pequeñas partículas de cemento, polen, polvo, hollín o cenizas dispersas en la atmósfera.

En Huesca y Teruel

Los análisis de las otras dos capitales de provincia de la comunidad aragonesa también se pueden conocer. En la ciudad de Huesca, el aire contiene entre 422,07 y 1649,75 kt de CO2, y está un escalón más arriba que Zaragoza en cuanto a niveles de contaminación.

El aire que respiran los ciudadanos, además, carca una cantidad de material particulado similar al de Zaragoza. En Teruel, los niveles de PM10 sí son menores, entre 9,27 y 23,99 toneladas.

En cuanto al CO2, los que provienen de combustión industrial no sobrepasan las 110,61 kt y los emitidos por el transporte terrestres no superan las 40,25 kt.

Etiquetas