Despliega el menú
Aragón
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAl menos un herido en un accidente múltiple de cuatro vehículos en la A-68 en Figueruelas 

JUICIO POR EL ATROPELLO DE LA DISCOTECA MANHATTAN

"Con todo lo que hemos tenido que pasar, me parece vergonzoso que salga"

Heridos y familiares se muestran "sorprendidos" e "indignados" y temen cruzárselo en la calle.

Familiares de Benito Ríos, uno de los jóvenes fallecidos, en la Audiencia de Huesca.
"Con todo lo que hemos tenido que pasar, me parece vergonzoso que salga"
RAFAEL GOBANTES

El dolor de los tres días de juicio se transformó ayer en rabia, sorpresa e indignación cuando llegó a oídos de los heridos y los familiares de los muertos la noticia de la liberación. No habían transcurrido ni 24 horas desde que el juez pronunció el "visto para sentencia".

José Antonio Rodríguez, que ha perdido la vista y las dos piernas, estaba tan afectado que solo acertaba a decir: "Me ha sorprendido mucho". También sufrió lesiones graves Miguel Leri, "indignado" porque ya esté en la calle. "Después de todo el juicio, la presión que hemos tenido que pasar, el mal trago de recordar... Es vergonzoso que lo suelten al día siguiente del juicio, con lo que hemos pasado". Tras el accidente, él se despertó en la UCI lleno de hierros y sin poder moverse.

Los heridos creen que mientras ellos sufren secuelas, y las familias de los fallecidos, una pérdida irreparable, el autor del atropello podría haber saldado ya su deuda. Como un jarro de agua fría recibieron a lo largo de la mañana la llamada de sus abogados informándoles de la excarcelación, que supone que en cualquier momento pueden cruzárselo, ya que Gómez vivía en Huesca con sus padres.

"Es inexplicable. Cuando me ha llamado la abogada, ni me lo creía", declaró Cristina Ríos. La hermana de Benito Ríos, uno de los fallecidos, no ha tenido fuerzas para asistir al juicio. "Yo confiaba en la justicia, pero si hasta su propio abogado pedía 6 años de cárcel... Tenía asumido que saldría a la calle en uno o dos años, pero no tan pronto. Sé que a mi hermano no me lo van a devolver, pero terminar el juicio y que lo saquen ...", decía mientras pensaba con angustia que se lo puede "encontrar en la calle". "Creo que no voy a salir de casa, porque en estos momentos tengo mucha rabia". Su madre, Julia Bernad, añadió: "Ahora más que nunca creo necesario un cambio legal, porque no hay justicia".

Etiquetas