Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SALUD

"¿Cómo es posible que no sepan que ha muerto?"

El Servicio Aragonés de Salud envía una nueva tarjeta sanitaria a los familiares de una paciente fallecida hace ya ocho años.

Carta que han recibido los familiares de la paciente fallecida.
"¿Cómo es posible que no sepan que ha muerto?"

Tengo el honor de saludarle y entregarle la nueva tarjeta sanitaria que le identifica como usuario del Servicio Aragonés de Salud". Este es el encabezamiento de la carta que la consejera de Salud, Luisa María Noeno, envía a todos los aragoneses cuando se remite o se renueva por caducidad la cartilla sanitaria. Un tramite habitual y afectuoso si no fuera porque en alguna ocasión el destinatario hace ya bastantes años que falleció.

"Nos quedamos de piedra cuando recibimos la carta. Hace ya más de ocho años que esa persona murió", explica una de las familiares que leía una y otra vez la notificación todavía sin dar crédito. "Pone que esta nueva tarjeta sustituye a la que caduca... ¿Cómo es posible que no sepan que esa persona murió hace ya tanto tiempo?", se pregunta.

La Asociación de Pacientes y Consumidores Informacu-Aragón ha denunciado el caso y ha lamentado que el Servicio Aragonés de Salud no lleve un control más exhaustivo de las defunciones, para evitar que los familiares se lleven este "disgusto". "No sabemos a cuánta gente habrán mandado cartas similares. Además, supone un gasto innecesario", critica la vicepresidenta de la entidad, Teresa García Maldonado.

De momento, fuentes del Salud explicaron que ante la imposibilidad de controlar los fallecimientos si no los comunican los propios familiares, se decidió hace 6 o 7 años cotejar anualmente los datos del Ministerio de Sanidad con los de Justicia, ya que es el único que tramita oficialmente todas las defunciones. No obstante, reconocieron que este sistema falla en algún caso como el denunciado.

Etiquetas