Despliega el menú
Aragón

CIENCIA

"Clonar al bucardo tendría un impacto mundial similar al de la oveja Dolly"

Los responsables del proyecto se muestran cautos, pero recuerdan que ya se logró resucitar la especie durante unos minutos y destacan que no hace falta hacer una gran inversión

"No sé lo que pasará y no voy a hacer conjeturas, pero es cierto que si lográramos clonar con éxito al bucardo la noticia tendría un impacto mundial similar al de la oveja Dolly". Con esta mezcla de cautela y entusiasmo resume sus sensaciones actuales el científico que lidera el proyecto para resucitar en Aragón esta especie extinguida en 2000. José Folch, jefe de la unidad de Tecnología en Producción Animal del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de la DGA insiste en que no hay que hacerse ilusiones, pero reconoce que existe "voluntad política" para intentar alcanzar este hito histórico y recuerda que en 2003 ya se logró traer al mundo a un clon de la última bucarda que vivió unos pocos minutos.

 

"Alguno dirá que aquello fue un fracaso porque el animal murió, pero el nacimiento de esa bucarda demostró que el material genético que conservamos es válido y que la técnica funciona -sostiene Folch-. La clonación del bucardo puede hacerse, y antes o después se conseguirá. Es cuestión de cuidar bien todos los detalles".

 

Este investigador subraya además que el proyecto, aparcado tras ese éxito parcial y ahora retomado por el Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad, no necesita una fuerte inversión de dinero.

 

Aunque no da cifras, Folch asegura que bastará con "mucho menos" de medio millón de euros. "Los aparatos necesarios ya los tenemos en el CITA, así que la partida más importante son los sueldos de los investigadores, que por otra parte también participan en otros proyectos", recalca.

Múltiples aplicaciones

El director general de Investigación, Innovación y Desarrollo, José Luis Serrano, destaca por su parte que la contratación de Nancy T. D'Cruz, una científica estadounidense experta en clonaciones y en biotecnología de la reproducción, no servirá únicamente para intentar resucitar al bucardo, sino que conllevará la apertura en el CITA de nuevas líneas de investigación con múltiples aplicaciones.

 

"Esta investigadora ha sido captada a través de la Fundación I+D, un programa que nos sirve para atraer científicos en áreas de conocimiento que no están desarrolladas en Aragón -explica Serrano-. La recuperación del bucardo será solo una parte colateral de su trabajo, y para la comunidad será muy importante contar con una experta en clonaciones porque se trata de un campo con mucho futuro". El director general ci ta, como ejemplos, la clonación de animales modificados genéticamente para producir un determinado medicamento en su organismo o la clonación de cerdos cuyos órganos puedan ser transplantados en humanos.

 

En este sentido, Folch insiste en que la clonación tiene que ser el último recurso para la conservación de las especies animales. "Solo debe utilizarse cuando hayan fracasado la reproducción natural y la reproducción artificial, algo que desgraciadamente sucedió con el bucardo -opina-. No obstante, los gobiernos deberían empezar a almacenar material genético de las especies en peligro de extinción porque en un futuro podría ser necesario clonarlos".

Etiquetas