Aragón

SALUD

Cien aragoneses no fumadores mueren cada año por el humo del tabaco

Los fallecimientos están relacionados con infartos de miocardio, cerebrales y cánceres de pulmónLa entrada en vigor de la nueva ley antitabaco prevé reducir las afecciones.

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) calcula que al año mueren en Aragón 95 fumadores pasivos por enfermedades directamente relacionadas por el consumo de nicotina: infartos cerebrales, del corazón o cáncer de pulmón. La nueva ley antitabaco, que salvo sorpresas de última hora entrará en vigor el próximo 2 de enero y prohibirá fumar en espacios públicos cerrados y en el entorno de los hospitales, intentará reducir precisamente la cifra de estos casos.

Los expertos explican que existen dos tipos de fumadores pasivos: las mujeres con una exposición prolongada al humo en el hogar y los trabajadores. En este último bloque es especialmente llamativo el caso de los hosteleros, que pasan muchas horas expuestos al humo. La nueva normativa podrá poco a poco reducir las afecciones a estas personas, aunque todavía se tardarán muchos años en poder borrar por completo las huellas del tabaco.

"Los problemas de estas personas se producen por una exposición prolongada a lo largo de los años y hay gente que ya ha estado mucho tiempo expuesto", precisó el portavoz en Aragón del CNPT, Rodrigo Córdoba. "Durante los próximos 20 años podremos evitar mil fallecimientos de trabajadores expuestos al humo del tabaco. En concreto, serán uno o dos casos anuales en Aragón", añadió.

De hecho, recordó que las enfermedades cardiacas, cerebrales y cánceres de pulmón producidas por el tabaco (tanto activo, como pasivo) se producen a lo largo de los años y dependen de la sensibilidad y genética de las personas. Respecto a la inmediata entrada en vigor de la ley antitabaco, Córdoba confió en que la gente la acepte sin reticencias. Respecto a las críticas y los temores del sector de la hostelería por las posibles pérdidas económicas (no se permitirá fumar en los espacios públicos cerrados), aseguró que en ningún país donde se han aplicado prohibiciones de este tipo se han reducido los clientes, por el contrario, se ha demostrado que el volumen de negocio se incrementa.

Entre otras novedades, destaca la prohibición a los medios de comunicación de mostrar imágenes de fumadores o hacer publicidad del tabaco. Tampoco se permitirá fumar en algunos espacios al aire libre, como los parques infantiles, los colegios y las inmediaciones de los recintos hospitalarios, donde también se ha originado cierta polémica. De hecho, es habitual ver a gente fumando en las puertas de los principales centros sanitarios de la capital aragonesa (como el Miguel Servet y el Clínico).

Por contra, se ha aprobado que haya más locales de venta de tabaco. Las máquinas expendedoras podrán estar en las tiendas de las gasolineras y en los locales de ocio, como salas de fiesta, casinos, bares...

Etiquetas