Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PATRIMONIO

Canfranc no ha alcanzado su Expo

La estación de Canfranc suma tantos años de olvido y despropósitos que recuperar el histórico vestíbulo, donde se rodó el anuncio navideño de la Lotería Nacional y la despedida del siglo XX con Els Comediants para las televisiones de toda Europa, como un espacio cultural es una salida a la crisis.

Canfranc no ha alcanzado su Expo, como pretendía. El proyecto de convertir la estación en un hotel de lujo no ha cuajado porque debía financiarse con el plan urbanístico en la playa de vías de 13 hectáreas que incluía unos 600 apartamentos, de los que un 10% iban a ser VPO.

El Gobierno aragonés mantuvo conversaciones extraoficiales con varias empresas hosteleras interesadas y hasta se contempló la posibilidad de convertir el emblemático edificio en un establecimiento de los Paradores nacionales. Precisamente, esta red tan emblemática nació en 1928, el mismo año que se inauguró la estación.

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, había pedido que si la rehabilitación de la estación no continuaba por el recorte presupuestario, al menos se abra el vestíbulo para poder visitarla.

“Queremos dinamizar la estación porque sabemos que es un espacio muy querido. Nos lo dejan al Ayuntamiento. Tenemos previsto celebrar conciertos de verano, exposiciones permanentes e itinerantes y permitir las visitas”, señala Fernando Sánchez.

Para que este proyecto vea la luz pueden trascurrir cinco o seis meses. El presupuesto, entre dos y tres millones de euros, tendrá que licitar la obra y adjudicarla. El próximo verano puede inaugurarse este espacio cultural señero en todo Aragón y el Pirineo, por donde han pasado artistas como Joan Manuel Serrat.

El carretón de Ip o el Museo de la estación son sueños todavía de un lugar emblemático del Pirineo que no sale de su aspecto de dinosaurio.

Etiquetas