Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

HAY 11 DETENIDOS, 8 EN ZARAGOZA

Cae una red asentada en Aragón dedicada al robo por encargo de maquinaria pesada

Las investigaciones se iniciaron tras un en las obras de la carretera N-232, en la localidad turolense de Monroyo. El grupo operaba principalmente en las provincias de Badajoz, Granada, Jaén, Teruel y Zaragoza.

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo organizado asentado en Aragón, entre ellos algunos empresarios, que aprovechándose de su actividad legal en la construcción robaba por encargo en distintas provincias maquinaria pesada para venderla a través de internet en el extranjero.

En la operación, denominada 'Cartepilar', han sido detenidos diez españoles, ocho en Zaragoza, uno en Teruel y otro en Jaén, y un ciudadano portugués en Badajoz, ha informado el instituto armado, que les imputa delitos de asociación ilícita, robo con fuerza, apropiación indebida, falsificación documental y amenazas.

Los detenidos son los españoles J.F.R.S., de 45 años, M.V.V.M., de 35; C.A.F., de 39; A.A.F., de 44; C.C.M., de 46; A.P.L., de 34; R.A.M., de 40; J.A.V.S., de 55; todos en Zaragoza; J.J.G., de 32, de Teruel, y F.J.H.R., de 38, de Jaén, y el portugués F.M.M.P., de 44.

La Guardia Civil, según ha informado en un comunicado, ha imputado en los hechos a otras tres personas y ha conseguido recuperar vehículos y maquinaria cuyo valor supera el millón de euros.

El destino de la maquinaria era otros países, principalmente europeos, como Rumanía, Holanda, Francia o Portugal, lo que ha dificultado el seguimiento de los vehículos robados, que la red vendía a través de Internet, contactando con los posibles compradores.

Las investigaciones comenzaron en septiembre de 2009, tras el robo, en las obras de la carretera N-232 en el término municipal de Monroyo (Teruel), de una motoniveladora y una retroexcavadora, y a raíz de lo cual un trabajador de la construcción presentó una denuncia por amenazas.

Los agentes detectaron la actividad de un grupo de españoles, asentados en Aragón y en la provincia de Jaén, relacionados con el sector de la construcción, que compaginaban su actividad laboral legal con el robo de vehículos pesados.

El grupo operaba principalmente en las provincias de Badajoz, Granada, Jaén, Teruel y Zaragoza, en las que localizaban la máquina que querían robar, bien a petición de un comprador que solicitaba un vehículo concreto o de una obra sin vigilancia, que no tuviera actividad nocturna ni durante el fin de semana.

La maquinaría robada la trasladaban con vehículos especiales contratados o propiedad de los empresarios implicados en esta organización delictiva, con documentación falsa para regularizar el transporte y salvar así los posibles controles.

Tras vender la maquinaria, que podía ser incluso de su propiedad, denunciaban su robo para cobrar las indemnizaciones del seguro.

Los agentes han conseguido recuperar parte de la maquinaria robada, seis vehículos pesadas sustraídos en Noalejo (Jaén) y recuperadas en Portugal, y otros dos robados en Monroyo (Teruel) y que han aparecido en Rumanía.

En los registros efectuados en Jaén y Teruel, la Guardia Civil ha localizado también cuatro vehículos pesados de obra y dos turismos, además de 127.000 euros en efectivo, numerosa documentación y soportes informáticos.

Etiquetas