Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SEGURIDAD INSTITUCIONAL

Cada escolta privado le cuesta a la DGA 5 veces más que uno de la Policía Adscrita

La mitad de los consejeros y de los altos cargos políticos aragoneses tienen protección privada.La Comunidad se comprometió a usar más funcionarios, pero ahora alega que le falta plantilla.

Prácticas de los escoltas del Cuerpo Nacional de Policía en el campus Río Ebro
Cada escolta privado le cuesta a la DGA 5 veces más que uno de la Policía Adscrita
JOSÉ MIGUEL MARCO

El Gobierno aragonés sigue utilizando un gran número de escoltas privados para proteger a sus consejeros y a los altos cargos políticos de la Comunidad. Y lo hace pese a que estos le cuestan cinco veces más que un guardaespaldas de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional, que supuestamente iba a encargarse de proteger a todas las personalidades. La administración autonómica asegura que todavía no hay plantilla suficiente para cubrir todos los servicios, pero los funcionarios discrepan. De hecho, aseguran que están haciendo patrullas y vigilancias de calle que no les corresponden.

 

Según ha podido saber este periódico, además del presidente y del vicepresidente, solo cuatro consejeros del Ejecutivo autonómico están protegidos por escoltas de la Unidad Adscrita. La seguridad del presidente de las Cortes de Aragón también está a cargo de los funcionarios Cuerpo Nacional de Policía. No así la de la vicepresidenta y de los otro tres miembros de la mesa de la cámara, así como de los cinco portavoces parlamentarios, que tienen escoltas privados.

 

En Comunidades con Unidad Adscrita de Policía, como Valencia, Galicia o Andalucía, todos los miembros del Gobierno regional tienen por guardaespaldas a policías. Sin embargo, la seguridad personal de ocho consejeros del gabinete de Iglesias sigue encomendada a una compañía de seguridad privada, la misma que custodia las sedes judiciales de Aragón.

 

Según fuentes sindicales, cada escolta privado le cuesta a la DGA 352 euros diarios, lo que supone unos 10.560 euros mensuales. Por contra, un funcionario de la Policía Nacional cobra de media 1.600 euros al mes, a los que hay que sumar entre 200 y 500 euros de complemento, en función de a quien se proteja.

 

"Sin perjuicio de ningún puesto de trabajo de compañeros de seguridad privada, entendemos que la competencia de seguridad dinámica de personalidades tendría que ser exclusivamente de la Unidad Adscrita", asegura el portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP) en Aragón, César Lambea. "La plantilla no es todavía muy numerosa, pero hay gente suficiente para este cometido", asegura.

 

En la actualidad, la DGA tiene a su cargo 116 agentes del Cuerpo Nacional de Policía, distribuidos por las comisarías de las tres provincias aragonesas. Tras el acuerdo alcanzado recientemente con el Ministerio del Interior, la plantilla se incrementará hasta los 200. Estos 74 nuevos agentes llegarán en comisión de servicios durante seis meses, pero se prevé que su puesto se consolide. Por ello, esperan que el número de escoltas también aumente.

Etiquetas