Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PARTE DE NIEVE

Abiertas las estaciones de esquí aragonesas con nieve polvo y húmeda

En Astún funcionan 12 remontes, 35 pistas y 25,5 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo y húmeda con espesores de entre 20 y 110 centímetros.

Candanchú ha puesto en servicio 14 remontes, 24 pistas y 18 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo y húmeda con espesores de entre 10 y 90 centímetros.

La estación de Cerler ha abierto 16 remontes, 53 pistas y 60 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo y húmeda con espesores de entre 50 y 120 centímetros.

Formigal dispone hoy de 19 remontes, 53 pistas y 63 kilómetros esquiables cubiertos de nieve húmeda con espesores de entre 20 y 75 centímetros.

En Panticosa se han abierto 12 remontes, 23 pistas y 18 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 15 y 60 centímetros.

Valdelinares, en Teruel, ha puesto en funcionamiento 6 remontes, 9 pistas y 8 kilómetros esquiables cubiertos de nieve húmeda con espesores de entre 30 y 80 centímetros.

Javalambre, también en Teruel, ha abierto 3 remontes, 6 pistas y 5,4 kilómetros esquiables cubiertos de nieve dura y primavera con espesores de entre 20 y 80 centímetros Para la práctica del esquí de fondo, se han habilitado 2 5 kilómetros en Candanchú, con espesores de 50 centímetros de nieve polvo.

También están abiertos en Llanos del Hospital, en Benasque, 9 kilómetros cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 20 y 40 centímetros.

Etiquetas