Despliega el menú
Aragón

POLÉMICA JUDICIAL EN EL CASO DEL YAK

Bono asegura que "no quisiera caer en manos de Grande-Marlaska"

El ex ministro de Defensa comparó al juez con un "dentista que saca la muela que no duele", afirmó que en el caso de que le llamen a declarar estará "encantado" de poder decir a Marlaska "lo que hasta ahora no han querido preguntarle".

El ex ministro de Defensa y cabeza de lista del PSOE por Toledo, José Bono se mostró satisfecho este miércoles por la reapertura del archivo del Yak-42 ordenado por la Audiencia Nacional al tiempo que expresó su deseo de que cambie el instructor encargado del caso."No quisiera caer en sus manos, no sé qué futuro tendrá este juez", sentenció.

Bono, que comparó al titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, Fernando Grande-Marlaska, con un "dentista que saca la muela que no duele", afirmó que en el caso de que le llamen a declarar estará "encantado" de poder decir a Marlaska "lo que hasta ahora no han querido preguntarle".

"Yo me alegro mucho de que se honre el honor de los muertos, qué bastante se les ha deshonrado ya", manifestó en declaraciones a TVE para indicar que "les han enterrado mal y ahora quieren enterrar el caso mal"

De este modo, el dirigente socialista señaló que la decisión del tribunal, según la cual se anula el archivo que adoptó el magistrado Grande-Marlaska el pasado 20 de junio y se solicita que la investigación continúe, "le agrada de manera extraordinaria". "Lo único que no sé es que si tendrá que corresponderle al mismo Marlaska hacer lo que no hizo, ojalá hubiera cambio de juez", apuntó.

La decisión de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se produjo después de que la Fiscalía cambiara su postura en la vista celebrada el 8 de enero para estudiar los recursos interpuestos por las familias contra el cierre de la investigación, decidido por el juez Fernando Grande Marlaska en junio de 2007. Tras esa primera decisión, el fiscal del caso no recurrió pero el pasado 8 de enero el fiscal jefe de la Audiencia Nacional decidió solicitar la reapertura de la investigación, asumiendo una postura idéntica a la de las familias.

El cambio de postura de la Fiscalía se produjo después de que el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, se reuniera el pasado 12 de diciembre con representantes de la asociación que representa a la mayoría de las familias. En aquel encuentro, el titular de Defensa se comprometió con ellas a apoyarles en todo lo posible y nombró a la subsecretaria, María Victoria San José, como interlocutora permanente del Ministerio con los familiares de los 62 fallecidos.

Etiquetas