Despliega el menú
Aragón

OLA DE INCENDIOS

Boné: "Se está trabajando en situaciones límite y de mucha peligrosidad"

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha visitado algunas zonas afectadas por el fuego y ha anunciado que se ha pedido ayuda a Francia y Portugal. El Gobierno francés va a mandar apoyo aéreo para la extinción de los focos activos en Teruel. Se espera que llegue esta misma tarde.

El consejero aragonés de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha afirmado que lo más inminente es "la seguridad, la prudencia y la prevención" en los incendios forestales que registra Aragón, porque "se está trabajando en situaciones límites y de mucha peligrosidad".

Boné ha hecho estas declaraciones durante su visita a Valdetormo, municipio donde se registra uno de los seis incendios activos en Aragón y en el que se han quemado entre 300 y 400 hectáreas.

El consejero ha agregado que espera que este fuego, junto con algunos otros, como los de Valjunquera, Alloza o Corbalán, no se extienda más y se vaya controlando a lo largo del día para volcar más medios en el de Aliaga, que en estos momentos es el más grande.

Hasta ahora, el Gobierno de Aragón estima que los veinte incendios en los que se ha intervenido desde ayer han arrasado alrededor de 8.000 hectáreas, aunque la superficie quemada definitiva se tendrá más adelante.

Ha recordado que el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ya habló ayer con Vicepresidencia del Gobierno y la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, y le comunicaron que es posible que Francia y Portugal manden medios aéreos, que en concreto los del país galo irían destinados a los incendios de Teruel.

"Vamos a ir si llegan y si se confirma esta previsión", ha subrayado, al tiempo que ha dicho que desde el Ministerio están tratando de mandar a la Comunidad aragonesa los medios que puedan liberar en otros sitios porque "estamos en una situación crítica en toda España", ha insistido.

Boné ha recalcado que es la "peor situación" de la historia de los incendios forestales en Aragón, ya que en el de Matarraña, en 1994, la situación era crítica porque era muy grande pero era uno solo.

La situación es "muy difícil", con viento por encima de 50 kilómetros por hora, humedad baja y altas temperaturas, que ayer llegaron a los 40 grados centígrados y hoy son superiores a los 35, aunque según las previsiones meteorológicas disminuirá el viento y la tarde y la noche se podrá trabajar en los puntos más críticos.

Boné, tras visitar Valdetormo, tenía previsto dirigirse a las zonas de Alloza y Aliaga, mientras que el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, se ha trasladado a la zona de Morés, en Zaragoza.

Etiquetas