Despliega el menú
Aragón

COMUNICACIONES

A-68 y A-2, condenadas

El ministro de Fomento incluye la medida en su plan de recortes, mientras senadores del PP hace frente común para exigir las obras.

El ministro de Fomento, José Blanco, condenó ayer cualquier posibilidad a los desdoblamientos de las carreteras de Logroño (A-68) y de Barcelona (A-2) al afirmar categórico que no hará autovías donde ya existan autopistas de peaje. Blanco adelantó que retrasará este tipo de actuaciones, al igual que baraja cerrar líneas de tren deficitarias, porque con la actual crisis el debate dentro de diez años no será sobre qué infraestructuras hay que hacer, "sino cómo se van a mantener las que ya existen, y si todos los ciudadanos tendrán que pagar infraestructuras que solo utilizan algunos".

En este sentido, Blanco aseguró que los modelos de planificación de infraestructuras de las últimas décadas han estado "por encima de las posibilidades que un país como España se puede permitir".

Mientras el números dos del PSOE hacía estas declaraciones en Santander, los senadores del PP de Aragón, Valencia, Castilla y León y La Rioja exigían a Fomento que continúe con los trámites administrativos de dos infraestructuras que afectan a las cuatro autonomías, el desdoblamiento de la carretera de Logroño y el corredor ferroviario de velocidad alta Cantábrico-Mediterráneo. La reclamación la hicieron pública tras reunirse en Logroño.

El portavoz popular en el Senado en materia de infraestructuras, Juan José Ortiz, insistió en que no pretenden incrementar el gasto público, sino que sean los propios funcionarios del Ministerio quienes asuman la redacción de los estudios informativos y de impacto ambiental y los propios proyectos, según informó la agencia Efe. "Todos estos trámites, dijo, pueden durar unos cinco años con lo que, una vez que salgamos de la crisis económica, estarían listos para ser licitados. Ahora no pedimos ejecución de obras".

Ortiz incidió en que el propio ministro de Fomento, José Blanco, "calificó el desdoblamiento de la N-232 como un proyecto preferente, y ahora tiene la oportunidad de demostrarlo". A la reivindicación se sumó también el presidente del PP oscense, Antonio Torres, quien instó al presidente aragonés, Marcelino Iglesia, a "luchar" por las obras prioritarias para Aragón, entre las que citó la reapertura del Canfranc, la Travesía Central, la A-68 (tanto en Zaragoza como en Teruel) y la autovía Cuenca-Teruel, entre otras.

El estado de las infraestructuras

El Gobierno central incluyó una partida de 2,5 millones de euros en los Presupuestos de este año para comenzar las obras de desdoblamiento de la N-232 en el tramo Figueruelas-Mallén, pero ni siquiera ha licitado la obra a estas alturas del año. Este dinero se incluía en una partida plurianual que se alargaba hasta 2013.

En el caso del corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo, el compromiso inversor se limita al tramo Zaragoza-Pamplona tras el pacto alcanzado entre los gobiernos central y foral, mientras el resto del trazado sigue sin tener plazos ni financiación pese a que el Gobierno de Rodríguez Zapatero lo vendió como una de sus prioridades de inversión.

Etiquetas