Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA

Biel se reivindica como líder del PAR y reta al que no esté de acuerdo a decirlo

En su discurso, muy presidencialista y complaciente, reclama unidad ante un comité nacional con media entrada. Nadie se opuso públicamente a la decisión de no convocar congeso.

Boné, Biel y Sanmiguel conversan antes de empezar el comité nacional del PAR.
Biel se reivindica como líder del PAR y reta al que no esté de acuerdo a decirlo
TONI GALÁN/A PHOTO AGENCY

No se salió de las manifestaciones de los últimos meses. El presidente del PAR, José Ángel Biel, volvió a dejar claro en su discurso durante el comité nacional quién manda en el partido y retó a quien no esté de acuerdo a decirlo y plantar cara. Según explicaron fuentes de la formación, reclamó unidad y confianza en él, en un momento complicado del partido. De hecho, volvió a utilizar el símil de la batalla para recordar que en un momento de guerra nadie cuestiona al coronel.

Durante casi una hora (había avisado que se iba a extender en su intervención), Biel pronunció un discurso complaciente y muy presidencialista en un tono más relajado y respetuoso que el que utilizó durante la última ejecutiva, en la que el senador José María Mur (ayer no asistió) reclamó la celebración de un congreso. El líder del PAR -con cierto tono autoritario y sin apenas autocrítica- intentó quitar hierro a las tensiones internas y las achacó más a cuestiones personales e interesadas que a problemas de ideología o de partido. Por eso, instó a los protagonistas a dejarlas de lado en estos momentos y a "arrimar el hombro".

Eso sí, de nuevo, evitó cualquier referencia a la delicada situación de la Asociación Aragonesa de Entidades Locales (Asael) que un día antes y en el mismo escenario (la Ciudad Escolar del Pignatelli) había firmado su disolución como única salida tras la irregular gestión de un aragonesista, Jesús Solá. Tampoco se refirió al caso de La Muela, que tanta preocupación y malestar generó y aún genera en el seno de la formación.

El mensaje de unidad fue el que articuló toda su intervención. "Ha recordado que tenemos que estar unidos, que tenemos una oportunidad en 2011 y que hay que aprovecharla porque es muy importante", explicaron otras fuentes de la formación. En este sentido, insistió -según fuentes del PAR- en que "nos la jugamos al año que viene y no se puede estar con voces discrepantes". "Ha sido un toque de atención para remar en el mismo sentido", resumieron.

"Más de lo mismo"

Las palabras de Biel, que algunos definieron como "una clase magistral de política" y otros como "más de lo mismo", parecieron surtir efecto. Nadie planteó oposición. La única crítica que hubo, más en tono de reclamación, fue la de una militante que pidió convocatorias más frecuentes del comité nacional. Tampoco hubo voces a favor de celebrar un congreso nacional. Biel argumentó de nuevo que la cita congresual no es "oportuna" para el partido, pese a que los estatutos de la formación marcan unos plazos que no se van a cumplir.

El propio secretario general del PAR, Alfredo Boné, -el único máximo dirigente que hizo declaraciones públicas- no se salió de la línea oficial y negó cualquier tensión o crítica interna. "El partido está muy bien, muy fuerte, trabajando muy bien y con buena acogida en el territorio", justificó. No quiso pronunciarse sobre la necesidad o no de un congreso nacional y se limitó a decir que el comité nacional ha adoptado una decisión y él forma parte de este órgano de partido.

Al acto apenas asistieron la mitad de los integrantes del comité nacional (238 personas) y la mayoría de ellos fueron cargos públicos. Dirigentes como el senador José María Mur o el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, que han mostrado su disconformidad en momentos puntuales, no asistieron.

Etiquetas