Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

partidos políticos

Biel propone al congreso del PAR reformar los estatutos para romper la bicefalia con Boné

El líder aragonesista quiere crear una vicepresidencia afín, por encima de la secretaría generalSe abre el plazo de enmiendas de esta propuesta.

Cambio radical en la estructura orgánica del PAR. Pese a que se preveía que la reforma de los estatutos, que se deben aprobar en el congreso del 12 y 13 de marzo, no plantearía grandes cambios, la sorpresa llegó ayer cuando los compromisarios comenzaron a recibir la ponencia sobre este asunto. Un nuevo puesto de vicepresidente por encima del de secretario general, más miembros en la ejecutiva y más poder, nuevo adjetivo de 'liberal' para el partido, cambio de nombre del comité nacional... son solo algunas de las novedades que ahora se debatirán por los compromisarios (podrán presentar enmiendas).

El presidente del PAR, José Ángel Biel, ha impulsado una reforma que para empezar rompe con la 'bicefalia' actual del partido formada por él mismo y el secretario general, Alfredo Boné. Ahora se introduce un nuevo cargo, un número dos (actualmente es Boné), el vicepresidente del partido. Esta vicepresidencia (se recupera tras casi ocho años) la ocupará, si no hay cambios, una persona de confianza de Biel y será la que supla al presidente cuando esté ausente, según explicaron fuentes del partido.

Hasta ahora, ese papel lo desempeñaba el secretario general, que ya no recibirá ninguna delegación del presidente. Su tarea se reducirá a la coordinación y organización de la acción del partido. Además, la estructura se reforzará con seis secretarías ejecutivas de organización, acción electoral, política sectorial, política territorial, relaciones institucionales y medios de comunicación y estudios y programas. Pero en esta ocasión sí se cubrirán. En el pasado congreso también se crearon, pero nunca se llegaron a ocupar. La candidatura que se lleve al congreso incluirá los nombres de los seis secretarios ejecutivos.

La propuesta también pondrá cara a los miembros de la ejecutiva, que pasan de 19 a 31. Todos serán designados por el congreso, es decir, no habrá miembros natos (ahora había seis, el presidente del Rolde Choben, del comité nacional y los de los órganos territoriales). «El objetivo es que sea un foro más de debate ideológico», explicaron fuentes del partido. Además reforzará su poder y será la que decida sobre las coaliciones de gobierno, una vez oído al comité nacional que pasará a denominarse consejo territorial. Los pactos debían ser ratificados hasta ahora por dos tercios del comité nacional. Habrá que ver cómo se reparten sus integrantes y quién controla la mayoría de la ejecutiva.

Será fundamental para ver hasta qué punto Biel consigue su propósito y el partido sufre una transformación interna tal y como plantea, examinar los nombres de cada uno de los nuevos cargos y con qué sectores del partido se vinculan. Es decir, qué margen de maniobra le deja al actual secretario general del partido y qué poder le permite acaparar. Algunas fuentes aragonesistas han entendido este movimiento de Biel en clave sucesoria, para situar al vicepresidente como su delfín y sucesor.

Ahora, este borrador podrá ser enmendado por los compromisarios y se auguran discrepancias y un arduo debate hasta consensuar un documento definitivo. Dirigentes del partido no descartaron incluso que se pueda enmendar el texto hasta el punto de suprimir la vicepresidencia. Las mismas fuentes advirtieron de que «es complicado que a dos meses de las elecciones se abra una guerra entre Boné y Biel». De hecho, aventuraron que finalmente habrá un pacto entre ambos y que el actual secretario general podría ocupar el puesto de vicepresidente.

En el texto, también se modifica la edad para formar parte del Rolde Choben (de 34 años se reduce a 30). Además se incluye un cambio de descripción de la formación. A la denominación de partido aragonesista de centro se le sumará el adjetivo de 'liberal' en referencia a las planteamientos programáticos.

Convocatoria del congreso

Tras la polémica por la celebración del congreso en el plazo que marcan los actuales estatutos, la nueva propuesta plantea que se reúna «en el plazo comprendido entre el sexto mes anterior y sexto mes posterior a la fecha de celebración de las elecciones municipales, y con carácter extraordinario cuando lo acuerde el consejo territorial, por mayoría absoluta del total de sus miembros de derecho o cuando lo soliciten un mínimo del 20% de los militantes; o por decisión motivada del Presidente oída la ejecutiva».

Etiquetas