Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA

Biel ve “normal” que el grupo de Agapito Iglesias fiche a altos cargos del Gobierno

Defiende la ¿libertad personal¿ para cambiar de trabajo y recuerda que, con Lanzuela, Rafael Zapatero ¿pasó directamente¿ de consejero de Economía a secretario de Cepyme

El vicepresidente del Gobierno aragonés, José Ángel Biel, aseguró ayer que es completamente “normal” que tres altos cargos del Ejecutivo hayan sido fichados en poco tiempo por sociedades del empresario Agapito Iglesias. El último de ellos, Santiago Coello, pasará en febrero de ocupar la máxima responsabilidad en la Corporación Empresarial Pública a ser el consejero delegado de Codesport. Biel se mostró incluso “asombrado de que alguien pueda asombrarse” por ese trasvase laboral tan destacado entre la DGA y las empresas de Agapito Iglesias.

El primer fichaje realizado por el empresario en el Ejecutivo autonómico fue el del entonces consejero de Economía Eduardo Bandrés, quien en 2006 pasó a ocupar la presidencia del Real Zaragoza, club propiedad de Iglesias. El mismo destino, aunque en el cargo de director de comunicación, ha tenido Luis Sol, quien el año pasado abandonó la jefatura de prensa del Gobierno aragonés para realizar funciones similares en el Real Zaragoza.

Ahora, la incorporación de Coello al buque insignia de Agapito Iglesias, el grupo Codesport, adjudicatario de importantes obras públicas de la DGA, ha despertado las críticas de la oposición. Frente a ellas Biel defendió ayer la “libertad personal” de cualquier persona para aceptar una oferta de trabajo y manifestó que “hay muchos empresarios que tienen contratos con la administración”. Además, comparó la salida de Coello o Bandrés con la de Rafael Zapatero, consejero de Economía en el Gobierno del popular Santiago Lanzuela que “pasó directamente a ser secretario general” de la organización empresarial Cepyme.

Biel insistió en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que la decisión de Coello responde a motivos “exclusivamente personales” y que, como vicepresidente, no le concede “ninguna trascendencia”. Tampoco dio importancia a que la marcha del responsable de la Corporación Empresarial Pública se produzca muy poco después de la creación de ese ente. “¿Qué tiene de grave, hay algún secreto atómico, se pone en entredicho la Corporación?” se preguntó Biel. “La DGA tiene 45.000 funcionarios y algunos se van a la privada y no pasa nada, es parte de la vida”, agregó.

PP y CHA exigen explicaciones

Los grupos parlamentarios del Partido Popular y Chunta Aragonesista han planteado varias iniciativas para exigir explicaciones por la salida de Coello de la Corporación Empresarial Pública. Ambas formaciones han solicitado la comparecencia en las Cortes del consejero de Economía, Alberto Larraz, para que explique el asunto y sus repercusiones tanto en el ente como en Savia Capital Inversión, empresa pública de la que Coello es consejero delegado y director general. El PP, además, ha pedido modificar el régimen de incompatibilidades.

El portavoz parlamentario de los populares, Eloy Suárez, replicó ayer a Biel por la comparación de Coello con Rafael Zapatero. “Se le ha olvidado que resulta impresentable y sospechoso que quien contrate a los altos cargos del Gobierno sea un empresario que se ha beneficiado con decisiones de esas mismas personas en forma de adjudicaciones; no es de recibo que Agapito Iglesias se convierta en una agencia de colocación de la DGA”, dijo.


Etiquetas