Despliega el menú
Aragón

POLÍTICA EN ARAGÓN

Biel elude hablar de las críticas internas del PAR y anuncia cambios a partir de septiembre

El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel
Biel elude hablar de las críticas internas del PAR y anuncia cambios a partir de septiembre
CARLOS MONCÍN

Llevaba más de una semana sin hacer apariciones ni declaraciones públicas, pero ayer su condición de portavoz del Gobierno de Aragón le obligó a valorar -aunque lo hizo a medias tintas y entre líneas- los últimos acontecimientos de su partido y de la actualidad política. El vicepresidente de la DGA y líder del PAR, José Ángel Biel, se presentó autocomplaciente y con cierta suficiencia, propia de los más de 30 años de experiencia en la escena política aragonesa, como él mismo se encargó de recordar constantemente. "Si alguien tiene un satélite puesto en Aragón sobre la vertical de Zaragoza desde luego es el presidente del PAR", declaró.

No quiso comentar las críticas de militantes históricos del PAR y altos cargos pidiendo un cambio político y programático en la formación, pero sí dijo que habrá cambios en el partido y en el Ejecutivo a partir de septiembre, "porque siempre conviene hacer unos retoques". Y argumentó: "Hay que saber utilizar los tiempos".

En este sentido, dejó claro que él es el que manda y el que decide. "Cuando tengo un cargo lo ejerzo, pero no me tienen que decir cuándo lo ejerzo. Lo ejerzo cuando yo decido. De presidente del partido, ejerzo todos los días, que quede claro", sentenció con un tinte de soberbia. Un tono que mantuvo durante toda su intervención tras el Consejo de Gobierno, en la que también aprovechó para infundir ánimos a una militancia cada vez más desazonada con sus líderes. "Los votantes del PAR son los más importantes de Aragón", alabó Biel, que anunció que si escribe sus memorias "se sabrán cosas que no se pueden imaginar". "Conocerán en Aragón el mundo y el inframundo. A lo largo de 32 años de historia política, he visto de todo", apostilló, mientras se jactó de controlar "toda la cancha política".

"Un poquito de comprensión"

Por eso, el líder del PAR se mostró confiado en superar esta etapa gracias a "un proyecto político muy completo", aunque reconoció que algunas noticias pueden perjudicar. Instó a relativizar estos asuntos y pidió "un poquito de comprensión" porque defendió que es "un caso concreto en un conjunto de más de 700 ayuntamientos y en 30 años de vida democrática".

Respaldó las supuestas medidas adoptadas por el partido contra el alcalde de Herrera, Jesús Solá, por su gestión al frente de Asael, aunque estas no han ido más allá de medio forzar su dimisión como presidente de la asociación (su sustituto también se conocerá en septiembre). "Son temas ya resueltos, qué más podemos hacer", zanjó el vicepresidente, que rechazó la disolución de esta entidad.

Al margen de los problemas de partido, Biel también se refirió a la ley de lenguas, "una materia que -a su juicio- no hay prisa en regular" y retrasó a septiembre la decisión del PAR. Solo dijo que la denominación de catalán como lengua propia, tal y como recoge la propuesta en solitario del PSOE, no la ven clara. También contestó a los alcaldes aragonesistas de las zonas afectadas, que van a solicitar formalmente que rompa la coalición y que están recogiendo firmas para presentar una alternativa: "No podemos estar rompiendo y montando gobiernos todos los días". "Yo entiendo las reacciones sentimentales que tengan personas que viven en un territorio concreto, pero también ellos tienen que entender que las decisiones hay que tomarlas en frío, explicarlas muy bien y hacer lo que hay que hacer y convenga a la generalidad. No solo para salir del paso", justificó Biel, que advirtió de que solo se rompería gobierno por una mala respuesta al desarrollo del Estatuto. Aprovechó, además, para anunciar que el PAR, como los socialistas, también presentará en solitario dos iniciativas legislativas.

Etiquetas