Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA ARAGONESA

Biel condiciona futuros pactos de Gobierno a varias leyes, entre ellas la de capitalidad

Esta sería la sexta ley de capitalidad tras las de Barcelona, Madrid, Pamplona, Palma de Mallorca y Santiago.

El vicepresidente aragonés y presidente del PAR, José Ángel Biel
Biel insiste en que el PAR seguirá siendo "la llave de la gobernabilidad"
EFE

El presidente del PAR, José Ángel Biel, ha condicionado futuros pactos de Gobierno tras las elecciones autonómicas de mayo al impulso a varias leyes, entre ellas la de Capitalidad de Zaragoza, sobre la que ha presentado una iniciativa en las Cortes sin su socio, el PSOE.

La ley de capitalidad de Zaragoza, de actualización de derechos históricos, de distribución de responsabilidades administrativas entre entidades locales, de elecciones a los órganos de gobierno de las comarcas y provincias, de agua y ríos de Aragón y otra aún por presentar relacionada con la economía son las normas que el PAR incluirá en su programa electoral y que serán "básicas" en cualquier acuerdo político postelectoral.

"Hay que hablar de esto o no hay que hablar de nada", ha sentenciado Biel, quien ha asegurado que el PAR se propone hablar de Aragón en las elecciones autonómicas y municipales y evitar que se conviertan en unas "primarias" de las generales entre el PSOE y el PP y "romper como sea la sensación de bipartidismo", algo que se consigue votando a los aragonesistas.

Para Biel, esas leyes son fundamentales y "merecerían la atención de gente de buena voluntad", y si las Cortes no las toman ahora en consideración "lo harán después" de las elecciones.

Con estas iniciativas, que son "muy autonomistas" y otros partidos ven con "otra perspectiva" porque que no los son tanto, el PAR está "jalonado un camino" en su obligación, ha dicho, de impulsar el desarrollo del Estatuto de Autonomía de Aragón y aunque no salgan adelante al cien por cien.

En cuanto a la proposición de Ley de Capitalidad y Régimen Especial de Zaragoza, que el PAR presenta sin el PSOE porque según Biel nunca ha tenido "una gran pasión" por esta norma, los aragonesistas quieren garantizar la suficiencia financiera del ayuntamiento de la ciudad -en la que viven unos 700.000 habitantes, más de la mitad de la población de Aragón-, en función de la asunción de nuevas competencias.

Una de las partes fundamentales de la propuesta se refiere a la financiación del Ayuntamiento de Zaragoza y plantea tres vías, entre ellas la inclusión de Zaragoza en el Fondo de Cooperación Local y la firma de un convenio económico anualmente con el Gobierno de Aragón para dotar a la ciudad de los recursos necesarios para competir con las grandes ciudades españolas.

Fondos de la DPZ

También dotar con al menos el 40% de los recursos económicos que la corporación provincial de Zaragoza percibe por la presencia de la ciudad en la provincia, que Biel ha cifrado en unos 100 millones de euros, con lo que habría que traspasar 40 millones del presupuesto de la diputación al Ayuntamiento.

Esto, ha apuntado, no gustará al presidente de la diputación, el socialista Javier Lambán, y es lógico que sí sintonice con su compañero en el partido y alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, porque beneficia a la ciudad.

Biel ha subrayado que no se quiere "cargar" las diputaciones, sino adaptarlas al Estatuto y a las necesidades de Aragón y la Constitución establece que los órganos de gobierno de las provincias son las diputaciones u otros órganos de carácter representativo, y las diputaciones de las comunidades uniprovinciales han desaparecido sin modificar la carta magna.

"Por qué nosotros -se ha preguntado Biel- no podemos reconvertir lo que se llamaban diputaciones provinciales en corporaciones provinciales", con las comarcas como base, aunque "algunas las quieran poner en solfa". "Algunos llevan todos los números para que no les caiga el gordo", ha agregado.

Biel ha destacado además que uno de los objetivos de la ley que ha destacado Biel es la es la creación de un marco estable de relación bilateral entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón a través del Consejo Bilateral de Capitalidad, integrado por representantes de ambas administraciones, encabezado por el presidente de la Comunidad y el alcalde, con alternancia en la presidencia y la obligación de reunirse al menos una vez al semestre.

Al Consejo le correspondería decidir en los ámbitos de interés concurrente entre ambas instituciones, entre ellos los acuerdos en materia de transferencia y delegaciones de competencias de la Comunidad al Ayuntamiento.

En este último asunto, la proposición de ley plantea también una mejora de la dotación competencial del municipio con transferencias mediante leyes, delegación o encomienda de gestión.

Esta sería la sexta ley de capitalidad tras las de Barcelona, Madrid, Pamplona, Palma de Mallorca y Santiago.

Etiquetas