Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS

Benasque y gran parte de Teruel necesitan mejorar su garantía de suministro eléctrico

Endesa sostiene que en Aragón el servicio en general es bueno, pero admite que en la red de distribución hay varios proyectos prioritarios. La empresa reclama además las líneas de alta tensión pendientes.

Benasque y gran parte de Teruel necesitan mejorar su garantía de suministro eléctrico
Benasque y gran parte de Teruel necesitan mejorar su garantía de suministro eléctrico
ENDESA

Endesa, la compañía encargada de la distribución eléctrica en todo Aragón, sostiene que en la Comunidad la calidad del servicio es en general buena y que así lo reflejan las estadísticas oficiales. No obstante, la propia empresa admite que la red de Zaragoza, Huesca y Teruel necesita "algunas mejoras" que incrementen la garantía.

Según el director de distribución de Endesa en Aragón, Jesús Fumanal, esas actuaciones clave son la construcción de las distintas líneas de alta tensión que se están tramitando desde hace años; el refuerzo del servicio a gran parte de la provincia de Teruel mediante la construcción de dos subestaciones de transformación en Calamocha e Híjar; y la mejora de la línea que abastece a todo el valle de Benasque y por tanto también a la estación de esquí de Cerler.

Respecto a la red de alta tensión -que depende de Red Eléctrica de España-, HERALDO ya publicó a finales de marzo que en Aragón no se ha creado ni una sola línea de 400.000 o de 220.000 voltios en los últimos ocho años a pesar de que durante todo ese tiempo la Comunidad casi ha duplicado su capacidad de producir electricidad. A medio o largo plazo, esa parálisis puede afectar tanto a la distribución en media tensión como a la apuesta de la DGA por las renovables, por lo que es necesario construir las nuevas líneas cuanto antes.

En cuanto a los proyectos que sí dependen de Endesa, Fumanal explica que la compañía eléctrica ya está trabajando para mejorar el servicio en el valle de Benasque. "Estamos en negociaciones, pero de momento prefiero no concretar más", se disculpa.

Otra de las actuaciones prioritarias en Huesca es la modernización de la línea radial que va desde Jaca hasta el valle de Roncal (Navarra). No obstante, las principales mejoras que Endesa tiene pendiente en Aragón afectan, y mucho, a gran parte de la provincia de Teruel.

Completar el anillo sur

Por un lado, la eléctrica proyecta una subestación eléctrica en Calamocha desde la que poder atender todas las demandas que vayan surgiendo en la zona de Calatayud, Calamocha y Teruel capital. Este equipamiento es la alternativa a la polémica subestación de Terrer, y depende de que Red Eléctrica ponga en servicio dos de los tendidos de alta tensión que tiene pendientes: la Mezquita-Calamocha, que se encuentra en tramitación, y la Fuendetodos-Mezquita, que ya está en obras. Se espera que ambas puedan terminarse en 2011.

La otra actuación en la provincia bajoaragonesa consiste en construir otra subestación en Híjar que se alimentará de la línea de alta tensión Escatrón-Escucha y que mejorará la garantía de suministro a Alcañiz, la Ciudad del Motor y la zona de las Cuencas Mineras.

"Esos dos proyectos nos permitirán completar el anillo sur de Teruel -explica el director de distribución de Endesa en Aragón-. De esta forma, la provincia tendrá una doble vía de alimentación que nos permitirá disponer de una alternativa si hay alguna interrupción". En este sentido, Fumanal recuerda que la calidad de la red eléctrica está condicionada por dos factores principales: la interconexión -que permite llegar a cada punto por varios caminos- y la capacidad -cuanta mayor potencia tengan las líneas, menor será el riesgo de sobrecarga en caso de avería-.

350 millones en cinco años

Endesa destaca también que en el último lustro el sistema eléctrico aragonesa ha recibido una inversión de 350 millones de euros repartida entre las distintas administraciones públicas, la propia compañía y, sobre todo, los propietarios de los suelos que se han ido desarrollando.

"En cinco años se han hecho las inversiones de los diez siguientes, porque todos los polígonos que se han creado en Aragón en ese tiempo todavía tienen que llenarse", sostiene Fumanal en referencia a Plaza, Platea, Plhus, el Parque Tecnológico del Reciclado, Empresarium, Puerto Venecia, Valdespartera... También cita los proyectos de transformación en regadío y los 35 millones invertidos en 350 actuaciones en el medio rural.

"Los grandes desarrollos son los que se llevan gran parte de la inversión, pero la red tiene que llegar a todos los proyectos por muy pequeños que sean", comenta Fumanal, quien hace especial hincapié en lo que ha significado la Expo. "A nivel eléctrico, Zaragoza está preparada para llegar al millón de habitantes -asegura satisfecho-. Si no hubiera sido por la Expo muchas inversiones seguirían pendientes".

Etiquetas