Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Belloch dice que Aragón será solidario pero avisa de que en cuanto pase la sequía "se cerrará el grifo"

El alcalde de Zaragoza recuerda que "no tiene nada que ver dar agua de boca a seis millones de ciudadanos con potenciar un modelo de desarrollo urbanístico que consideramos catastrófico", en referencia a los planes del Levante con el derogado trasvase.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha dicho hoy que "Aragón siempre será solidaria con las necesidades de agua de boca de Barcelona, de Valencia o de cualquier ciudad o pueblo que lo necesite".

En un desayuno informativo, organizado por Nueva Economía Fórum,

Belloch ha explicado que la reserva del Ebro está actualmente por encima de los 5.000 hectómetros cúbicos, por lo que el hecho de que "se empleen 50 de esos 5.000 hectómetros para que tenga agua de boca una ciudad de seis millones de habitantes y su entorno es políticamente justo". El alcalde ha afirmado que el debate del agua es un "conflicto político, no jurídico" y ha subrayado que "no tiene nada que ver dar agua de boca a seis millones de ciudadanos con potenciar un modelo de desarrollo urbanístico que consideramos catastrófico, como no es lo mismo dar agua de boca que hacer riegos, es diferente".

Preguntado sobre si una vez superada la situación de emergencia en Barcelona habría que paralizar la obra, Belloch ha dicho que el decreto puede interpretarse de muchas maneras pero "si se suspende la necesidad de agua habrá que cerrar el grifo. Eso sí es consecuencia obligatoria del decreto".

A la cuestión de cómo valora el informe de justicia de Aragón sobre el trasvase o conducción de agua del Ebro a Barcelona acordado por el Gobierno y la Generalitat, Belloch ha afirmado que "le parece irrelevante", una vez que no modifica en modo alguno su posición política sobre el tema. "Por lo tanto -ha insistido- lo respeto pero es irrelevante para tener un criterio político".

El alcalde también se ha referido a la Expo y ha considerado que ésta no pretende resolver los problemas del agua "en esa pequeña provincia a nivel mundial que es España". El alcalde ha remarcado que sería equívoco tratar de reconducir la Expo "a debates importantes pero de ámbito local, como son los temas de trasvase o cualquier otro asunto relacionado con el agua".

Ha explicado que Zaragoza aspira a ser la capital del agua y "quiere contribuir -antes de la Expo, durante y después- y, además, de manera estable". En este sentido, ha afirmado que la ciudad pretende ser un equivalente a Kioto con el cambio climático, es decir, "la sede de los debates a escala internacional sobre el agua".

Belloch ha apostado por el objetivo de convertir a Zaragoza en la ciudad de tamaño medio "más dinámica y emergente del sur de Europa. Sin duda, el objetivo más difícil de conseguir". El alcalde ha dicho que Zaragoza hoy forma parte de la región metropolitana de Barcelona y de la región metropolitana de Madrid. "Podemos formar parte y queremos formar parte de ese doble y poderoso núcleo de atracción".

Belloch ha terminado su conferencia con un consejo a los presentes para que este verano "no dejen de venir a Zaragoza", si bien un lapsus de última hora le hizo decir "Barcelona", lo que rectificó entre las risas de los asistentes.

Estuvieron en la conferencia la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor; los alcaldes de Madrid y Huesca, Alberto Ruiz-Gallardón y Fernando Elboj, respectivamente; secretarios de Estado y el Nuncio del Vaticano en España, Manuel Monteiro, entre otros.

Etiquetas