Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Avances en la ampliación de agentes y de competencias de la Policía de la DGA

La unidad adscrita tendrá funciones en medio ambiente urbano, juego y espectáculos.

Imagen de la inauguración de la comisaría de la unidad adscrita de la Policía Nacional en 2007.
Avances en la ampliación de agentes y de competencias de la Policía de la DGA
heraldo

Aunque el acuerdo de los principales asuntos de la comisión bilateral están salpicados por las diferencias entre el Gobierno central y el Ejecutivo autonómico, el futuro de la unidad adscrita de la Policía Nacional es uno de los únicos puentes salvados entre ambas administraciones. Prácticamente está cerrado. Solo falta plasmarlo el día que finalmente se celebre el encuentro.

 

En principio y si no hay cambios, la plantilla del germen de la Policía Autonómica de Aragón se incrementará en cien agentes, por lo que superará los 200. Además, incrementará sus competencias actuales, que se limitaban a labores de protección de autoridades y vigilancia de edificios. En una primera fase, se harán cargo de las inspecciones de juego, del medio ambiente urbano y del control de espectáculos públicos como conciertos o corridas de toros. Progresivamente, irán adquiriendo otras competencias en inspecciones urbanísticas e industriales. Estas tareas últimas formarían parte de una adenda que se incluiría en el convenio previsto en la comisión bilateral para este asunto.

 

El acuerdo se fraguó entre el propio ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, hace unos meses. Primero se negoció con el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, pero las conversaciones se enquistaron y el vicepresidente pidió hablar de este asunto directamente con el ministro. La intermediación del presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, fue clave. Biel y Rubalcaba alcanzaron un acuerdo político que se concretó en los segundos niveles de ambas administraciones y que ahora debe plasmarse en la comisión bilateral.

 

Lo mismo deberá ocurrir con el resto de asuntos. Los referidos a la reserva hídrica, inversiones estatales y financiación están más atascados, pero los que regularizan los convenios entre las dos administraciones y la participación de Aragón en organismos estatales y europeos están más cerca del acuerdo.

 

Competencias pendientes

Una vez que se celebre la comisión bilateral -ahora aplazada sine díe- tocará el turno de cerrar el traspaso de seis competencias que la Comunidad aragonesa tiene pendientes desde hace más de un año.

 

En concreto, están ya listas para asumir cuando el Ejecutivo autonómico lo considere oportuno la competencia sobre los profesores de religión, que afecta a 272 funcionarios y que conllevaría un traspaso anual a la DGA de unos 6,1 millones de euros.

 

Hay además pendiente de que se acepte una ampliación de medios económicos para el Parque Natural de Ordesa, competencias de formación profesional ocupacional, de administración de Justicia, de instalaciones radiactivas y sanidad penitenciaria. Sobre todas estas competencias debían haberse iniciado los trámites de transferencia en julio de 2008 y podrían haber estado en manos de Aragón en enero de este 2009.

 

Pero, de momento, siguen en Madrid. Las continuas tensiones entre el Gobierno central y el aragonés están ralentizando el desarrollo del autogobierno en Aragón y, por tanto, del Estatuto. Un asunto que es clave para el PAR, uno de los socios del Ejecutivo autonómico, que ha llegado a advertir que este sería uno de los motivos para romper la coalición en la DGA.

Etiquetas