Despliega el menú
Aragón

ENTIDADES LOCALES

Asael lleva sin aprobar sus presupuestos anuales desde el ejercicio 2007

La entidad solo daba cuenta, en las Ejecutivas, de los convenios y proyectos europeos que se iban concediendo.

La Asociación Aragonesa de Entidades Locales (Asael) no tenía por costumbre aprobar los presupuestos anualmente como el resto de asociaciones. Desde 2007, la entidad no ratificó sus cuentas cada año. No concretó ni las fuentes de ingreso ni el destino del dinero. Solo se daba cuenta en las Ejecutivas de los convenios y proyectos europeos que se iban concediendo, según explicaron fuentes de la asociación. Al parecer, este funcionamiento era algo habitual no solo desde 2007.

 

Según consta en los Estatutos, es la Asamblea la que tiene la facultad de dar el visto bueno al presupuesto, las cuentas generales y las cuotas. Pero, este órgano, formado por todas las entidades locales asociadas, se reúne solo una vez cada cuatro años, salvo si debe hacerlo de forma extraordinaria.

 

No obstante, el Consejo Regional (máximo órgano de la asociación entre asambleas) también tiene la potestad de dirigir la asociación en el intervalo de tiempo comprendido entre dos sesiones de las asamblea, por lo que podría asumir esta función. Este se debe reunir dos veces al año. También el comité Ejecutivo -integrado por el presidente, dos vicepresidentes, nueve vocales y el secretario general- podría aprobar las cuentas. Entre las atribuciones de este órgano, que se reúne cada tres meses, se incluyen "administrar el patrimonio" y "la supervisión de los servicios y la gestión presupuestaria".

 

De hecho, la Federación Aragonesa de Municipios y Comarcas (FAMPC) atribuye a la Ejecutiva la función de ratificar sus cuentas cada año y presentar la liquidación del ejercicio anterior. En concreto, es el presidente de esta federación, similar a Asael, el que expone los datos. Después, el documento se somete al Consejo Regional, que lo integran 40 alcaldes y el presidente y vicepresidentes. Precisamente, el próximo lunes se reunirá la Ejecutiva para este fin, como suele hacer todos los primeros de año.

 

Por su parte, Asael, en pleno proceso de disolución, tampoco aprobará sus presupuestos para 2010. El único documento de estas características que existe es un informe económico-financiero interno que refleja la delicada situación económica de la asociación. La entidad afronta una deuda de 700.000 euros, con una previsión de ingresos de 234.000 euros condicionados a que Asael salde sus cuentas con Hacienda y la Seguridad Social (70.000 euros). Si resuelve este importe, podrá recibir los fondos de dos convenios firmados con el Instituto Aragonés del Agua (105.000) y el Instituto Aragonés de Fomento (60.000 euros) y una cantidad importante de proyectos europeos.

 

No obstante, la salida todavía parece complicada. El actual presidente de Asael, Javier Abenia, confirmó que se sigue sin encontrar financiación. "No está nada fácil. Todo lo que se publica es alarmante y no favorece nada. No obstante, estamos intentando buscar soluciones y todo el mundo nos está apoyando. Lo urgente son los pagos y cobros pendientes", recalcó. Respecto a los presupuestos anteriores, reconoció no haber visto cuentas anteriores.

 

"Bastante tengo con solucionar el presente, como para ponerme a arreglar el pasado. No sé cómo llevaba la gestión Solá. Desde que entré yo el 28 de septiembre, solo he intentado solucionar problemas", dijo. Por su parte, el anterior presidente, Jesús Solá, no quiso hacer declaraciones.

Etiquetas