Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Arranca Motorland, la DGA claudica en financiación y corrupción aparece en escena

La detención de la alcaldesa de La Muela enturbió el inicio de año. Solo la Ciudad del Motor respondió a las expectativas del Ejecutivo.

Los grandes retos de Aragón para 2009 han quedado aparcados para otros momentos. No solo Gran Scala está muy lejos de iniciar sus obras, como había anunciado la DGA, sino que tampoco se han cumplido sus propias expectativas en infraestructuras, financiación ni patrimonio. La previsión de la DGA era que el despegue de los nuevos proyectos de Aragón tras la Expo se evidenciasen en los primeros meses de 2009. Sin embargo, lo que resume ese mismo periodo es la imagen de la alcaldesa de La Muela saliendo de un furgón policial esposada para declarar ante el juez.

En cuanto a infraestructuras, el Gobierno central ha rebajado sensiblemente sus actuaciones en la Comunidad. Además, aún no se han dado los pasos anunciados para el Canfranc y la Travesía Central del Pirineo (la agrupación europea para su impulso se debía haber creado entre el final de 2008 y los primeros meses de 2009, pero “un problema” está retrasando su puesta en marcha, anunciada ahora por fin para septiembre).

En cuando a la parcela económica, Iglesias se comprometió en el anterior debate a luchar por la mejor financiación posible para Aragón haciendo valer el nuevo Estatuto de Autonomía. Sin embargo, en el modelo aprobado por el Gobierno central, Aragón pierde peso en el reparto entre Autonomías respecto al que tenía en el sistema hasta ahora vigente.

El martes, foto previa al debate

Desde el Ejecutivo aragonés se admite que su relación con el Gobierno central es uno de sus problemas, sobre todo teniendo en cuenta que en ambas administraciones gobierna el mismo partido. En este sentido y para reforzar el debate sobre la Comunidad, El Ministerio de Economía convocará este martes (dos días antes del debate de la Comunidad) la comisión mixta de asuntos económicos. Ahí se intentará escenificar el compromiso de Madrid de cuidar más al Gobierno aragonés, tanto con el conflicto de la deuda tributaria como con la propuesta a estudiar la posibilidad de un acuerdo de financiación complementario para Aragón.

Aunque no está en agenda, el consejero de Economía, Alberto Larraz, tiene la oportunidad de incluir en esta reunión la petición al Gobierno central para que dé, con hechos y no solo declaraciones, un apoyo cerrado y efectivo a la planta de Figueruelas, algo que debería haber llegado antes. La falta de presión por parte de España en este asunto ha dejado desprotegida a la planta.

Otro problema no resuelto este ejercicio es el del patrimonio. Aunque la Iglesia asegura que tiene voluntad de devolver los bienes religiosos que se retienen en Cataluña, argumentan que hace falta apoyo político ya que la Generalitat lo bloquea.

Ninguno de los planteamientos sobre estos asuntos previstos para 2009 se ha cumplido, pero la DGA podrá poner sobre la mesa asuntos como la Ciudad del Motor, el buen funcionamiento de Caladero, en Pla-Za, la buena temporada de nieve y su apuesta por la logística.


Etiquetas