Despliega el menú
Aragón

ESQUÍ

Aramón confía en que las tempranas nieves mitiguen la menor afluencia por la crisis

Al buen tiempo, buena cara. Las tempranas nieves caídas en las últimas semanas adelantarán la apertura de las cinco estaciones de Aramón, circunstancia que para los responsables del holding empresarial puede compensar la inevitable pérdida de esquiadores como consecuencia de la crisis. El grupo ha reducido este año su inversión, de 13 millones de euros, casi la mitad dedicados a los sistemas de innivación.

Ayer, en la presentación de la campaña 2008-2009, el director general de Aramón, Javier Andrés, confirmó que todas las estaciones -Formigal, Cerler, Panticosa, Javalambre y Valdelinares- habrán abierto de forma continua para el último fin de semana de noviembre. Además, Andrés aseguró que trabajan "intensamente" para que alguna estación, como mínimo Formigal, estrene sus instalaciones en una semana, el día 15.

En conjunto, hay pocas novedades respecto a las pistas en sí, cuya longitud aumenta en 15 kilómetros hasta los 262. Las inversiones del grupo -la mitad de la media de los últimos años- se centran en el mantenimiento de las instalaciones, la actualización de los servicios de restauración y en el aumento de la superficie innivada, para la que se han destinado casi seis millones de euros y que aumenta de 84 a 95 kilómetros. En total, las cinco estaciones de Aramón suman una capacidad de transporte de 91.500 esquiadores por hora.

Entre las novedades, destacan el descenso más largo de España, que estará en Cerler, desde la cota más alta (2.630 metros) hasta los 1.500 metros, y la reforma de la zona de Anayet, en Formigal.

"No somos pesimistas", afirmó el presidente de la empresa mixta, Francisco Bono, al valorar si la mala situación económica influirá en la cifra de esquiadores. El nivel de nieve en el Pirineo es incomparable con el que existía en años anteriores por estas fechas: entre 1 y 1,5 metros en cotas altas En la Ibérica, el grosor es "razonable", entre 40 y 50 centímetros. Este factor compensará sin duda la pérdida de visitantes como consecuencia de la crisis. En opinión de Bono, el "aumento de la cuota de mercado" de años anteriores también hará de contrapeso.

800 puestos de trabajo

Los responsables de Aramón aprovecharon además la coyuntura económica para hacer hincapié en las cifras que moverá la temporada de esquí. En total, el holding creará 800 puestos de trabajo, con 500 nuevos contratos. Además, Francisco Bono, resaltó que "solo el 20%" de la actividad proviene de las estaciones.

Por último, Bono reconoció que no ha habido avances en la negociación con Candanchú para su posible integración en el holding. Según dijo, ya hay contratada una empresa externa para realizar la valoración de esta estación. En caso de que los resultados fueran positivos, se iniciaría un largo proceso administrativo.

Etiquetas