Despliega el menú
Aragón

COMPARECENCIA EN LAS CORTES

Los docentes aragoneses no serán autoridad pública

La consejera de Educación rechaza en el Parlamento autonómico regular por decreto dotar de ese estatus a los profesores, como ya se ha hecho en Madrid.

La consejera aragonesa de Educación, María Victoria Broto, ha rechazado este miércoles que el reconocimiento de la autoridad pública de los profesores en las aulas se puede plantear por decreto, a pesar de lo cual ha asegurado que el Departamento trabaja para que esta autoridad sea reconocida.

Broto ha contestado así en la Comisión de Educación de las Cortes de Aragón a una pregunta formulada por la diputada del PP Ana Grande, quien ha dicho que el reconocimiento de autoridad pública sería "un paso importante para que el profesorado pueda ejercer su profesión con la dignidad debida".

Según Grande, hay un "auténtico debate social" sobre este asunto, porque según un estudio elaborado por UGT el 32 por ciento de los profesores ha sido intimidado alguna vez y el 50 por ciento acude a su puesto de trabajo con el temor a ser agredido.

No hay buen "clima de convivencia" en las aulas y se generan en muchas ocasiones problemas que se resuelven "con total impunidad" para quienes los provocan, tanto padres como alumnos.

La consejera ha insistido en mostrar su preocupación por este asunto, pero también ha dicho que se trabaja en lograr una mejora de la convivencia, gracias a las normas y propuestas que hacen los centros.

Ha recalcado, no obstante, que es un asunto que no puede ser regulado por decreto.

Grande también se ha interesado por la formación continua y permanente del profesorado, que el Gobierno, ha dicho, no aplica con la importancia que requiere.

Para la consejera, el profesorado tiene "el derecho y el deber" de formarse durante toda la vida, y es algo por lo que apuesta su departamento, con más de 27.000 profesores que han asistido a cursos, talleres y seminarios durante el curso pasado, para formarse en asuntos relacionados con el currículum aragonés, la competencia lingüística, las nuevas tecnologías y la mejora de la calidad y equidad en los centros.

Etiquetas