Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SALUD

Aragón participa en un estudio con células madre para 'curar' el infarto

Profesionales de Anatomía de la Facultad de Veterinaria participan en este proyecto con el prestigioso CCMIJU de Cáceres

El uso de células madre para reparar y tratar ciertas lesiones y enfermedades es un campo por explorar y Aragón, a través de un grupo de expertos, está colaborando en un estudio sin precedentes.

En concreto, el departamento de Anatomía de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza trabaja junto al Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (CCMIJU) de Cáceres en la aplicación de la terapia celular en tejidos dañados por cardiopatías, como el infarto de miocardio.

En esta semana (días 12 y 13 de mayo) se está celebrando en estas instalaciones extremeñas el I Simposio sobre Terapia Celular y Medicina Regenarativa. Francisco Miguel Sánchez Margallo, director científico de este centro de cirugía mínimamente invasiva que está considerado como uno de los mejores del mundo, explica que la colaboración con los especialistas zaragozanos es muy estrecha. También forman parte de este proyecto de investigación en cardiopatías profesionales de otras instituciones, como el hospital Gregorio Marañón de Madrid y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC).

"Nosotros trabajamos con los animales aquí, en Cáceres, dentro de grupos preclínicos", concreta Miguel Sánchez Margallo. A estos animales se les inducen infartos o dolencias vasculares. Después, se aplica en ellos la terapia celular, y se estudia si el daño se repara o si el paciente se recupera parcialmente, así como cuánto tiempo dura el efecto de las células.

Para eso, se hacen análisis, por ejemplo, a los seis meses de la introducción de las células y se analiza qué porcentaje se mantienen cumpliendo una función terapéutica.

"La ayuda del grupo de Anatomía de Veterinaria de Zaragoza es fundamental para analizar el estado físico de los animales antes de que se haya producido el problema y para comprobar qué daños han sufrido a consecuencia de la enfermedad", añade Sánchez Margallo. También se analiza, lógicamente, cuál es el nivel de recuperación después de que se haya aplicado la terapia.

"Además, es vital la obtención de imágenes con los sistemas de resonancia o radiología intervencionista de los que disponen nuestros compañeros en Zaragoza", añade.

Salvador Climent Peris colabora desde hace tiempo con el CCMIJU y es catedrático de Anatomía y Embriología de la Universidad de Zaragoza. Él es la persona que dirige el grupo desde la capital aragonesa.

Sánchez Margallo asegura que la experiencia ya ha comenzado a extrapolarse a grupos de pacientes (grupos clínicos), pero de momento habrá que esperar a ver qué concluyen las investigaciones.

Diabetes o alzheimer

En el simposio de Cáceres, además del uso e indicación de células vivas para tratar lesiones cardiacas, se estudian otros proyectos para diabetes, alzheimer o enfermedades neurodegenerativas.

Todos estos males atacan a nuestra sociedad, y los investigadores tienen puestas sus esperanzas en la terapia celular, pero aún no existen proyectos concluyentes.

El objetivo es usar este tipo de soluciones para reparar, reemplazar o recuperar la función biológica de un tejido u órgano dañado. Todo se basa en la utilización de las denominadas células madre o troncales, que presentan como principales características su capacidad de autor renovación y de diferenciación a células especializadas.

Estas propiedades hacen de ellas la herramienta primordial, no sólo en el tratamiento celular sino en la terapia génica y la bioingeniería de tejidos, soporte básico de la medicina regenerativa.

Entre otros participantes, el simposio va a contar con el coordinador de la Red de Terapia Celular, Javier García Sancho; el director de la unidad especializada en este tipo de casos en el hospital de La Paz (Madrid) o el catedrático de Biología Celular de la Universidad Complutense de Madrid, Agustín Zapata González.

Pero, además, estarán representados el Instituto de Neurociencias de la Universidad Miguel Hernández (Alicante); el Centro de Investigador del Cáncer de la Universidad de Salamanca y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Además, será inaugurado y clausurado por el director científico de la Fundación CCMI, el aragonés Jesús Usón.

Etiquetas