Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TURISMO

Aragón oscurece su presencia en Fitur y opta por un pabellón sin novedades

El fin de la promoción de la Expo relega a la comunidad. Zaragoza busca potenciarse ahora como destino de viajes de empresa.

Imagen del expositor de Aragón, que se inauguró ayer en Fitur.
Aragón oscurece su presencia en Fitur y opta por un pabellón sin novedades
ENRIQUE CIDONCHA

El Gobierno de Aragón optó ayer por presentar en Fitur su pabellón menos novedoso de los últimos años. Sin la Expo ya como foco de atracción de los visitantes, la presencia de la comunidad en la Feria Internacional de Turismo quedó eclipsada por otras comunidades autónomas, que comparten espacio con Aragón. Tampoco ayudó que esta vez no acudiese a la inauguración el presidente Marcelino Iglesias y que los príncipes de Asturias no se parasen ni un segundo cuando les tocó pasar por delante del pabellón aragonés.

La principal atracción que ha diseñado el Ejecutivo aragonés es el vídeo de Carlos Saura que se proyectaba durante la Expo. Además, ya fuera del recinto, se ha colocado la pista de nieve que se usa para promocionar el esquí en la comunidad. Los dos reclamos ya son suficientemente conocidos en el sector del turismo, de ahí quizá que no consiguiesen atraer al público que ayer visitó Fitur. Quizá durante el fin de semana logre atraer a más visitantes que no son profesionales del sector.

El espacio tiene algo más de 1.000 metros cuadrados y, según lo define el Ejecutivo autonómico, "cuenta con una combinación de madera y cristal como materiales principales". El Gobierno aragonés -que ayer estuvo representado en la inauguración oficial de la feria por el viceconsejero de Turismo, Javier Callizo- ha dado cabida además al resto de instituciones aragonesas, así que las diputaciones provinciales de Zaragoza, Huesca y Teruel tienen su propio espacio para dejar los folletos que han considerado oportunos. También se ofrece la posibilidad de tener información sobre las trece rutas turísticas de la comunidad, las agencias de viaje, la red de hospederías, etc.

Al lado del pabellón de Aragón está el del Ayuntamiento de Zaragoza, que a través del color y otras fórmulas ha conseguido dar más alegría a su espacio en Fitur. Como foco de atracción del público tiene un espacio para la cocina, en el que -con productos de la tierra- se elaboran diferentes platos a la vista de todos. Además, han incorporado un pequeño cuarto con una cámara y un gran póster de Zaragoza detrás donde se invita a todos los que quieran contar su experiencia en la capital aragonesa.

En el caso de Zaragoza, la anfitriona en el pabellón era la concejal de Turismo, Elena Allué, que presentó además la candidatura de la ciudad a la Capitalidad Europea de la Cultura 2016. También acudieron al espacio zaragozano otros miembros de la corporación, como el concejal del PP José Luis Calvo.

Pasada ya la Expo, el pabellón de Zaragoza está orientado a captar el turismo de empresas. Por una parte se mantiene su apuesta por venderse como ciudad de congresos. Además, se ha apostado por proyectar su imagen como ciudad para viajes de empresa por incentivos. Es decir, a la habitual oferta histórica y de la propia Expo, se pretende trasladar que hay además elementos suficientes de ocio para este tipo de producto (canal de aguas bravas, golf, etc.).

Además de la DGA y Zaragoza, también tienen expositor propio otras instituciones aragonesas, como el Ayuntamiento de Calatayud.

Etiquetas