Despliega el menú
Aragón

CONTENCIOSO LOS BIENES SACROS

Aragón, molesto por la decisión del Obispo de Lérida de no devolver las obras aragonesas

El Gobierno de Aragón ha mostrado su "sorpresa" y "malestar" por la decisión del Obispo de Lérida de no acatar la voluntad del Vaticano de devolver las 112 piezas de arte sacro que se encuentran en el museo leridano y que pertenecen al Obispado de Barbastro-Monzón, en Huesca.

Así lo ha señalado la consejera aragonesa de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto, quien ha agregado que le parece "inaudito" que el Obispo de Lérida, Joan Piris, diga que no se puede cumplir la decisión del Vaticano "por una serie de problemas procesales, no lo entendemos", ha informado el Ejecutivo autonómico.

En este sentido, desde el Departamento que dirige Broto se afirma que "no hay razones procesales que justifiquen su negativa a entregar las piezas de arte sacro a Aragón".

Para la consejera está claro que el Obispo de Lérida lo que tendría que decir en este momento es que tiene que cumplirse la decisión del Vaticano y reconocer que tiene unas piezas en depósito y que deben ser devueltas a la Diócesis de Barbastro-Monzón

"Lo que nos resulta en este momento es inaudito y sorprendente que un obispo se sitúe enfrente de unas decisiones vaticanas", ha afirmado.

La consejera ha hecho estas valoraciones tras conocer la decisión del Obispado de Lérida de no acatar la voluntad del Vaticano, por la que se establece que las 112 piezas de arte sacro depositadas en el Museo Diocesano de Lérida pertenecen a las parroquias de la Diócesis de Barbastro-Monzón.

Esta postura incumple, según el Gobierno aragonés, las decisiones de la Santa Sede y el acuerdo expreso que los obispos de Lérida y Barbastro-Monzón y el Nuncio del Vaticano en España firmaron el 30 de junio de 2008 por el que se daban un plazo de 30 días para proceder a la devolución de los bienes.

El Ejecutivo agrega que el procedimiento judicial le permite al obispo de Lérida, si quiere obedecer las decisiones de la Iglesia, dirigirse al juez para reconocer que la propiedad de las 112 piezas de arte es de las parroquias aragonesas y proceder a su devolución.

Por ello, considera que "el actual momento procesal es definitivo" para conocer si el obispo de Lérida tiene voluntad de ejecutar la decisión vaticana o si por el contrario es "cómplice con el resto de instituciones representadas en el Patronato del Museo Diocesano".

En este sentido, desde el Ejecutivo autonómico se quiere dejar claro que las razones aducidas hoy por el obispo de Lérida, Joan Piris, ante el juzgado de Barbastro, donde el Gobierno de Aragón y el Obispado de Barbastro-Monzón presentaron sendas demandas civiles, no están justificadas, ya que no hay razones procesales que impidan el cumplimiento de los acuerdos del Vaticano.

Asimismo, recuerda, una vez más, al Obispado de Lérida que "está exclusivamente en su mano cumplir la voluntad de los decretos de la Santa Sede y ejecutar de manera inmediata la devolución de los bienes".

El Gobierno de Aragón reitera que mantendrá abiertas las acciones judiciales que se aprobaron en Consejo de Gobierno el pasado mes de febrero.

Etiquetas