Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

FAUNA

Aragón libera al primer quebrantahuesos criado de forma asistida en la naturaleza

Ventura voló de su jaula el 18 de agosto tras cinco meses de aprendizaje en una plataforma enclavada en pleno Ordesa

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) han conseguido poner en libertad al primer pollo de quebrantahuesos criado de forma asistida en plena naturaleza. El animal, que se llama Ventura y tenía casi cinco meses cuando voló de su jaula en Ordesa, ha salido adelante gracias a un sistema de cría pionero en el mundo que se basa en las técnicas ensayadas para la recuperación de otra ave de leyenda: el cóndor andino.

Desde 1995 hasta el pasado mes de febrero, Medio Ambiente y la Fundación habían conseguido liberar otros cuatro pollos nacidos en cautividad, pero todos tuvieron que ser enviados un tiempo a Austria para aprender de una pareja de quebrantahuesos adultos utilizados como padres nodriza. Con este nuevo sistema, Ventura fue trasladado al Pirineo con solo 10 días.

Allí, en una plataforma construida expresamente para este programa, el pollo ha sido sometido a un proceso de aprendizaje conductual que le ha permitido adquirir todas las habilidades y conocimientos propios de la especie. Durante cinco meses, Ventura estuvo totalmente aislado de sus criadores y rodeado al mismo tiempo de otras aves carroñeras a los que pudo imitar. Cuando estuvo preparado para valerse, echó a volar por sí solo.

Las etapas del proceso

La nueva técnica de cría ha sido desarrollada con la colaboración de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza y la Fundación Bioandina -el organismo responsable del programa de cría y recuperación del cóndor-. En enero de este año, técnicos de Medio Ambiente y de la FCQ recuperaron dos huevos de quebrantahuesos considerados inviables que fueron incubados siguiendo el mismo protocolo que en ocasiones anteriores. Ventura nació el 27 de febrero, y el otro pollo, el 11 de marzo, aunque este segundo animal murió a los pocos días por una patología congénita.

Con 10 días de vida, Ventura fue trasladado al Parque Nacional de Ordesa, a un nido artificial creado en la misma plataforma en la que ha pasado sus cinco meses de cautividad. Según explicó el Departamento dirigido por Alfredo Boné, esos primeros cuidados fueron "cruciales", ya que el quebrantahuesos debía estar a 37 grados y fuera la temperatura era de -7.

La cría permaneció en el nido hasta los 90 días. Durante ese tiempo, los cuidadores la alimentaron y le enseñaron a través de una marioneta que simula ser un quebrantahuesos adulto. La manera de manejar ese señuelo fue cambiando con el paso del tiempo, y se puso en práctica de acuerdo con el conocimiento acumulado por la FCQ y por el resto de entidades que colaboran en el proyecto. Todo está planificado al detalle, desde la alimentación hasta las caricias que recibe el animal o las veces que interactúa con su falso progenitor.

Rodeado de congéneres

Ventura siempre estuvo aislado de cualquier presencia humana. Al entrar en contacto desde muy pequeño con el hábitat, con el clima y con su especie -la marioneta-, el pollo fue aprendiendo los comportamientos y las situaciones que adquieren las crías que viven en libertad. Cuando el quebrantahuesos ya era un individuo emplumado y desarrollado, fue trasladado a la plataforma de aclimatación y liberación.

Desde ese momento hasta que echó a volar, el pollo tuvo contacto diario con quebrantahuesos de diferentes edades y con otras aves carroñeras que acuden al comedero instalado justo enfrente de la plataforma. Al disponer de más espacio -unos cuatro metros cuadrados-, pronto empezó a hacer ejercicios de bateo de alas y manejo de sus extremidades, prestando cada vez más atención a lo que le rodeaba y ganando musculatura.

Antes de su liberación, Ventura fue marcado y equipado con un transmisor. El 18 de agosto sus cuidadores decidieron que era el momento de abrirle la puerta. En torno a las 10.30, el animal abandonó la jaula, y al día siguiente ya se le pudo ver planeando sobre la zona.

Etiquetas