Aragón
Suscríbete por 1€

CAMBIO CLIMÁTICO

Aragón está muy lejos de cumplir con Kioto pese a emitir menos que la media

La Comunidad libera un 44,3% más de gases de efecto invernadero que en 1990, frente al 52,6% de incremento registrado en EspañaEl objetivo inicial era no pasar del 15% de aumento, pero ahora el Gobierno central ha puesto un nuevo límite en el 37%

Las estadísticas oficiales del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino muestran que, aunque está por debajo de la media nacional, Aragón se encuentra muy lejos de cumplir los objetivos que el Gobierno central se marcó para cumplir el Protocolo de Kioto. Según los últimos datos disponibles, en 2007 la Comunidad liberó a la atmósfera un 44,3% más de gases de efecto invernadero (GEI) que 1990, cuando en teoría ese porcentaje no debe superar el 15%. La situación de España es aún peor, ya que en ese mismo el incremento de emisiones del país respecto al año base fue del 52,6%.

 

Ese rotundo fracaso -España es el país industrializado que más se ha alejado de Kioto- ha obligado al Ministerio a tener que comprar derechos de emisiones para poder cumplir sus compromisos, pero incluso con esa ampliación del margen de maniobra tanto España como Aragón tienen que reducir sus emisiones de cara al 2012. Ya se verá que sucede después, cuando comiencen a aplicarse los acuerdos a priori más restrictivos que deberían empezar a cerrarse estos días en la cumbre de Copenhague.

¿Qué son las emisiones y por qué hay que controlarlas?

El cambio climático, un fenómeno provocado por los gases de efecto invernadero, es una realidad que obliga a tomar medidas para mitigarlo. Hay seis tipos de GEI (el dióxido de carbono, el metano, el óxido nitroso, los hidrofluorocarburos, los perfluorocarburos y el hexafluoruro de azufre), pero cada uno de ellos contribuye al cambio climático en distinta medida. Por eso su potencial de calentamiento se pondera y se expresa en una única magnitud: el CO2 equivalente (CO2 eq).

 

El reto de España de aquí al año 2012.

En 1997 se firmó el Protocolo de Kioto para intentar controlar y reducir las emisiones de GEI. Cinco años después, la UE ratificó ese tratado obligando a todos sus miembros a cumplirlo. El compromiso se repartió entre los estados y a España le correspondió un incremento máximo del 15% respecto a 1990.

 

El problema es que, según los últimos datos disponibles, este país ya emite un 52,6% más de gases que en el año de referencia. Consciente de que es imposible recuperar esos 37 puntos porcentuales de desfase, el Gobierno central ha tenido que aprobar un nuevo Plan Nacional de Emisiones que marca como objetivo para el 2012 un incremento máximo del 37%.

 

En esa cifra se incluye el 15% previsto inicialmente, otro 20% de incumplimiento por el que habrá que pagar mucho dinero comprando derechos de emisiones y otro 2% que se compensará con la labor de captura de CO2 que realizan los bosques. En cualquier caso, de aquí al 2012 España está obligada a reducir en 15,6 puntos el incremento respecto a 1990: de un 52,6% debe pasar a un 37%.

 

Balance de las emisiones en Aragón

Como era de esperar, Aragón no ha sido una excepción en esa tendencia alcista y también tiene que recortar sus emisiones de GEI, pero su situación es sensiblemente mejor que la de España. En 2007, la Comunidad expulsó a la atmósfera un 44,3% más de gases de efecto invernadero que en el año de referencia del Protocolo de Kioto. Esa cifra es menor que la del total nacional (52,6%), lo que significa que, para alcanzar el 37% de crecimiento fijado por el Ministerio como nuevo objetivo para el 2012, tendrá que hacer un esfuerzo inferior: en vez de 15 deberá bajar 7 puntos porcentuales.

 

En números totales, esto quiere decir que Aragón debe pasar de los 23,3 millones de toneladas de CO2 equivalente que liberó hace dos años a 22,1 millones de promedio anual en el quinquenio 2008-2012.

 

La sexta autonomía que menos ha incrementado sus niveles.

El análisis del desglose por autonomías revela que Aragón es una de las regiones con menor crecimiento relativo del nivel de emisiones de GEI y que está reduciendo su participación porcentual en el total de emisiones de España. La Comunidad ocupa el sexto lugar entre las regiones con menor nivel de crecimiento de sus emisiones respecto al año base. En ese ránquin, las autonomías que más incumplen Kioto son La Rioja (147%), Murcia (102%) y Canarias (94%). En el extremo contrario están Asturias (21%), Galicia (23%) y Castilla y León (24%).

 

Más de 50 industrias aragonesas están sometidas al comercio de emisiones. En cuanto al origen de los GEI emitidos en Aragón, el 48% de los 23,3 millones de toneladas de 2007 procedían del sector regulado, es decir, de las industrias sometidas al régimen de comercio de emisiones. En España ese porcentaje es menor (40%).

 

El 31 de diciembre de 2007 funcionaban en Aragón 52 plantas de este tipo. De ellas, 25 eran instalaciones se bajas emisiones que en conjunto solo liberaron el 2,7% de los GEI atribuibles al sector regulado. Por el contrario, en la Comunidad hay una cementera y dos centrales térmicas que generaron el 76,3%. En este sentido, hay que tener en cuenta que, al ser una región exportadora de electricidad, 4,4 de los 23,3 millones de toneladas CO2 equivalente producidos en Aragón (el 18%) pueden atribuirse a otras autonomías.

Los sectores difusos

El otro 52% de los gases de efecto invernadero correspondió a los sectores difusos, es decir, a todas aquellas actividades que no están sometidas al comercio de emisiones: el transporte, la agricultura y la ganadería, la eliminación de residuos, la edificación, el comercio...

 

Un tercio de las emisiones proceden de la producción de energía. Los GEI liberados en Aragón también pueden clasificarse por áreas de actividad económica. Así, la producción de energía acaparó en 2007 el 33,6% de los GEI generados en la Comunidad. Le siguieron la agricultura, con el 21,1%; la industria, con el 17,5%; el transporte, con el 16,7%; y los residuos, con el 1,8%. Otros sectores como el residencial, el comercial o el institucional liberaron el 8,4% restante.

Etiquetas