Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

En Aragón

Iglesias explicó ayer que debía hablar con Biel antes de definir el recorte, aunque adelanta que prevé que la inversión sufra lo menos posible. Rudi apunta a las empresas públicas y altos cargos.

Zapatero reunió ayer a sus barones para solicitarles su apoyo. En la imagen, J. M. Barreda, M. Iglesias y G. Fernández Vara.
En Aragón
E. CIDONCHA

Aragón ya hizo un primer ajuste de sus presupuestos cuando los presentó. Recortó su gasto corriente en un 2 por ciento respecto a 2009 y su capítulo inversor lo redujo en casi un 10 por ciento. Pero ahora el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, se va a ver obligado a darle otra vuelta de tuerca. La medida de recortar en 1.200 millones los presupuestos autonómicos y locales obliga a todos los gobiernos a volver a hacer cuentas y ver de qué se puede prescindir. Lo más factible para todas las autonomías es retocar la inversión, pero teniendo en cuenta el golpe en este sentido que ya van a sentir los territorios debido al recorte del Ministerio de Fomento, varios presidentes plantearon ayer que quizá no sea el mejor de los caminos. Marcelino Iglesias se pronunció en este sentido. "Vamos a hacer un ajuste, pero queremos tocar muy poco el capítulo inversor", explicó al salir de una tensa y larga reunión en la sede del PSOE en Madrid.

El esfuerzo, al menos el inicial, no será excesivo por esta medida. Según aseguran desde la DGA, de estos 1.200 millones, la cifra que le toca a recortar a los Presupuestos autonómicos este 2010 podría rondar los 40 millones de euros, incluso menos. Pero el recorte en los ingresos no se acaba ahí. A esto habrá que sumar numerosas actuaciones que hace la DGA a través de convenios con el Gobierno central, como planes de desarrollo rural, convenios de temas de igualdad, etc, que en algunos casos desaparecerán, en otros se quedarán con partidas testimoniales y otros seguirán igual. También habrá que tener en cuenta que caerá la previsión que se hizo en 2009 sobre lo que se iba a recaudar en Aragón vía impuestos, tasas, etc. Es decir, hay varias partidas del capítulo de ingresos de los Presupuestos para 2010 que están invitando otra vez a una revisión.

La decisión de qué hacer aún se está debatiendo ya que los líderes autonómicos apenas han tenido margen para asumir esta nueva situación. En la reunión que ayer mantuvo Rodríguez Zapatero con sus barones regionales, Iglesias -como el resto de los barones presentes- aceptó las medidas y anunció que haría "el máximo esfuerzo". Aunque todas las Comunidades del PSOE se sumaron al recorte, hay que decir que el presidente catalán, José Montilla, no acudió a la cita.

Algunos presidentes autonómicos ya adelantaron ayer medidas, pero Iglesias prefirió no decir nada especialmente concreto. "Tenemos que sentarnos la coalición para hablar", justificó. En las próximas horas buscará el apoyo de su socio, José Ángel Biel, para decidir dónde pueden meter la tijera. Presiones no les faltan. Hace apenas dos días, ya salió el consejero responsable de las comarcas advirtiendo que esperaba que el recorte no fuese con ellas.

Según Iglesias, Aragón no deberá recortar tanto como otras autonomías. Aludió a las cifras de paro, déficit y deuda para decir que "tenemos bastante mejores parámetros macroeconómicos". Hoy se sabrá más, una vez que se reúna con su socio y con los líderes empresariales y sindicales de la Comunidad. Con la oposición quizá no se entreviste, pero ayer la presidenta del PP, Luisa Fernanda Rudi, ya se pronunció. "Hace meses presentamos una proposición en las Cortes para reducir en 80 millones el gasto corriente; hay colchón para hacerlo", afirmó tras citar a las empresas públicas, los asesores, los sueldos de los altos cargos... Además, denunció la "irresponsabilidad" de Zapatero y otros dirigentes socialistas por haber negado hasta ahora la crisis. También se pronunciaron con dureza otros representantes aragoneses, como Nieves Ibeas (CHA), Adolfo Barrena (IU) y Javier Allué (PAR).

También se bajan el sueldo un 15 %

A expensas de por dónde irá el ajuste en Aragón, sí está claro ya que la Comunidad asumirá los recortes generales planteados por Zapatero. Además del descenso de los sueldos de los funcionarios en un 5% de media, Iglesias certificó que su sueldo, el de sus consejeros y el de los altos cargos de las empresas públicas se reducirá también un 15 por ciento. En cuanto a otras instituciones aragonesas, el responsable de Hacienda de Zaragoza, Francisco Catalá, dio su apoyo a las medidas presentadas por Zapatero y anunció que el lunes se reuniría con los grupos municipales, aunque no aclaró qué medidas tomará el Ayuntamiento.

Etiquetas