Despliega el menú
Aragón

LAS CUENTAS PÚBLICAS

Aragón debe 800 millones al Estado, su inversión de 2 años, por la caída de tributos

La DGA tendrá que devolver en mensualidades el importe recibido de más en 2008 y 2009. Empezará a pagar en enero de 2011El año pasado, se recaudaron 600 millones menos de lo previsto.

El consejero de Economía de Aragón y la vicepresidenta Económica, en un Consejo de Política Fiscal y Financiera.
Aragón debe 800 millones al Estado, su inversión de 2 años, por la caída de tributos
ENRIQUE CIDONCHA

Las cuentas de la Administración autonómica hace meses que ya no cuadran y, además, resulta que el Gobierno central no tiene intención de ayudar perdonando excesos del pasado. El Gobierno aragonés deberá provisionar un total de 800 millones de euros para devolver el dinero que recibió de más del Estado por la recaudación de impuestos en 2008 y 2009. El Ministerio de Economía ha estimado que Aragón y el resto de autonomías empiecen a pagar su deuda a partir de enero de 2011 en 60 mensualidades. En concreto, la de 2008 se limita a 200 millones. Sin embargo, la de 2009 se eleva a 600, según fuentes de la DGA.

El pago de esta segunda deuda se iniciará posiblemente en 2012, aunque aún no se ha concretado la fecha ni cómo se abonará. Es decir, ese primer mes ya se juntarán los pagos de ambos ejercicios, lo que quebrantará sensiblemente las cuentas autonómicas. No en vano, la cifra total reclamada equivale a la inversión de la DGA en dos años. Llama la atención que la cantidad que ahora reclama el Gobierno central a la DGA es muy similar a la que debía el primero a Aragón por las mermas tributarias y que saldó a cambio de unos pocos solares y las acciones de Expoagua.

La responsabilidad de estos desfases es mutua. Por un lado, el Gobierno central no quiso o no supo ver la fuerte caída en la recaudación de impuestos que se venía encima y siguió presupuestando para las autonomías el mismo dinero que antes de la crisis. Por el otro, la DGA tampoco quiso darse por aludido y no ajustó sus presupuestos. Igual ocurrió con el resto de comunidades. El resultado es que ahora el Ejecutivo central les reclama a todas un total de 27.000 millones de euros que les cedió pero que no llegó a recaudar.

Los 600 millones que deberá pagar la DGA al Gobierno central por los desfases de 2009 superan ampliamente el dinero que dedicó el Ejecutivo PSOE-PAR a la inversión ese año. En este sentido, la DGA solo invirtió en Aragón el pasado ejercicio 425 millones. Esta cifra hay que ponerla en contraste con los más de 918 millones que destinó el Ejecutivo PSOE-PAR a gasto corriente durante 2009.

Las cifras del año 2008 son algo mejores pero también generan bastante problemas. Si la DGA invirtió durante ese año 472 millones, ahora les toca devolver 200 millones. De esta manera, la suma de todo el dinero a devolver casi coincide con todo lo invertido por la DGA en el mismo periodo, lo que muestra la relevancia de las cifras reclamadas.

Además, mientras en 2009 bajó la inversión de la DGA respecto a 2008 en 50 millones de euros, el gasto corriente sin embargo subió en 550 millones, lo que demuestra que en el Ejecutivo PSOE-PAR aún no se habían aplicado las oportunas medidas de ajuste del gasto.

El que ahora es director de la Agencia Tributaria pero que hasta hace un mes era responsable de la financiación autonómica, Juan Manuel López Carbajo, explicó que "no es previsible que se repita" el desfase de 2008 y 2009. Al menos en lo que se refiere a las cuentas de 2010. Según argumentó, este año la previsión que se hizo inicialmente está más ajustada al ritmo real de la economía. De esta manera, el dinero que se entrega a cuenta a Aragón y el resto de comunidades por la recaudación de tributos estará más acorde con lo que finalmente ingrese la Hacienda estatal.

Etiquetas