Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

HUESCA

Aquitania pide ayuda a París y a Europa para reabrir la línea del Canfranc antes de 2015

El presidente regional resucita la propuesta de cobrar un peaje a los transportistas que usen el túnel de Somport

El presidente del Consejo Regional de Aquitania, Alain Rousset, situó ayer la reapertura de la línea férrea entre Olorón y Canfranc en 2015 "en el peor de los casos". Rousset, que en anteriores ocasiones había declarado que todo el trazado hasta España podría estar modernizado en 2012 o 2013, matizó ayer que las previsiones podrían retrasarse debido a la necesaria colaboración de diversas administraciones.

"Tengo la impresión de que el Gobierno (francés) es ahora más sensible y París y Europa también van a participar" en el proyecto, "porque es necesario que haya otros socios además del Consejo Regional", dijo junto a la estación, ahora cerrada, de Bedous. "Eso podría llevarnos a 2015" en el peor de los escenarios, añadió, aunque dejó claro que "difícilmente se pueden dar fechas".

Rousset recordó asimismo la necesidad de que España cumpla con su parte y mejore el tramo entre Huesca y Canfranc, incluido en la línea entre Burdeos y Zaragoza, y a la que se quiere denominar Goya, por la gran vinculación del pintor con ambas ciudades.

El responsable regional, que sigue empeñado en hacer realidad la reapertura -"siempre que los electores aquitanos me vuelvan a dar su confianza", puntualizó-, rescató también la propuesta de imponer un peaje a los camiones que atraviesen el túnel internacional de Somport, pensando tanto en la financiación de los trabajos -que en total podrían suponer una inversión de 250 millones de euros- como en una fórmula para fomentar el uso del tren como medio alternativo a la carretera para el transporte de mercancías.

"Progresivamente aumenta el paso de vehículos por esta vía (la RN-134, que da acceso desde Francia al túnel internacional) y es cada vez más un horror y una irresponsabilidad dejar pasar a los camiones", consideró. Por eso, dijo, "defendemos que se cobre un peaje para los vehículos pesados" que utilicen esta infraestructura. "Esta carretera no está hecha para ellos", afirmó tajante, y apeló a "la tranquilidad, la seguridad y la belleza" de esta zona como argumentos para evitar las situaciones de riesgo que con frecuencia protagonizan los vehículos de gran tonelaje a su paso por esta zona.

Además, aseguró que "las empresas también están interesadas en transportar sus mercancías por tren para asegurarse las provisiones". "Debemos mirar a largo plazo, y habrá viajeros y mercancías", añadió. Asimismo, Rousset anunció que el nuevo director de la Red de Ferrocarriles de Francia (RFF) ha aceptado iniciar los estudios técnicos para restablecer la conexión internacional.

Aunque Rousset no pudo aventurar una fecha para que el tren vuelva a comunicar Francia y España, sí reiteró que en 2010 estará de nuevo en servicio la comunicación por tren entre Olorón y Bedous.

En los últimos meses ya se han desarrollado algunos trabajos previos, como la limpieza y el desbroce de las vías. El presidente regional recordó que en la reapertura de los 25 kilómetros que distan entre dichas localidades se invertirán 30 millones de euros. Según indicó, "RFF lo ha analizado y sabemos que las infraestructuras, salvo un pequeño túnel, están en buen estado".

La segunda fase será poner de nuevo en servicio el tramo de Bedous a Canfranc. "La reapertura de la línea entre Burdeos y Zaragoza es inevitable, a mi juicio, por tres razones -enumeró-: las medioambientales; las internacionales, con el desarrollo de la circulación de mercancías y de la movilidad entre Francia y España; y las regionales, porque para nosotros supondrá relanzar la vida del valle de Aspe y del Béarn".

La "valentía" de Rousset

El alcalde de Bedous, Henri Bellegarde, se mostró "muy feliz" de que la región a la que pertenece este municipio haya apostado "desde hace mucho tiempo y con valentía" por esta iniciativa. También destacó el coraje de Rousset el presidente de la CRELOC, la Coordinadora gala por la reapertura de la línea. Alain Cazenave expresó su satisfacción por la reanudación en 2010 de la conexión ferroviaria entre Olorón y Bedous, "con un tren moderno, diésel para comenzar y electrificado después", explicó. Eso sí, "el viaje debe continuar hasta Zaragoza y de allí al resto de España", advirtió.

Etiquetas