Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Todos los partidos aragoneses apoyan la postura de la DGA

PP y CHA critican el retraso de la decisión e IU reclama más participación en los asuntos del agua.

Todos los partidos aragoneses rechazaron ayer el plan de gestión que ha elaborado la Generalitat catalana para sus cuencas internas. El portavoz del PP en las Cortes, Eloy Suárez, celebró que "Aragón, de una vez por todas, se ha puesto las pilas" en este tema. El dirigente popular se mostró "satisfecho" de que finalmente el Ejecutivo autonómico dé la razón a su partido, puesto que en diciembre de 2009 los populares presentaron una proposición no de ley en la que se instaba la presentación de este recurso. Suárez también expresó, no obstante, su sorpresa por la "lentitud" de la decisión de la DGA y recordó que hay "otra losa, otra espada de Damocles" que pende sobre los intereses de Aragón y que según él es la fijación del caudal del Ebro en el Delta, asunto en el que Cataluña "también se está extralimitando".

La presidenta de CHA, Nieves Ibeas, dijo que el decreto "ya tenía que haber sido recurrido", y en esta línea mostró su apoyo a la decisión de la DGA, a la que sin embargo criticó por ser "permisiva" con lo que el Estado pacta con otras comunidades. Ibeas recordó cómo el Gobierno PSOE-PAR ya "dio el visto bueno a un trasvase" en 2008, cuando la ministra Elena Espinosa autorizó un trasvase a Cataluña argumentando que faltaba agua de boca. La transferencia finalmente no se ejecutó porque llovió copiosamente y se hizo innecesario. Por eso, Ibeas insistió en que en el tema del agua hay que estar "en permanente tensión".

El portavoz de IU, Adolfo Barrena, también se mostró "radicalmente en contra" de la decisión de la Generalitat y anunció que su formación va a presentar hoy dos preguntas escritas en el Congreso de los Diputados dirigidas a la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, para que aclare qué piensa hacer el Gobierno central.

Por parte de los grupos que apoyan al Gobierno, el socialista Jesús Miguel Franco dijo que el Ejecutivo aragonés siempre ha actuado "en consecuencia" y ha acudido donde ha tenido que hacerlo si ha visto que la unidad de cuenca en lo que se refiere al Ebro estaba "en entredicho". Javier Allué, del PAR, mostró su "notable preocupación" por la intención de Cataluña de arrogarse, "una vez más", competencias que no le corresponden y deseó que el recurso prospere para poder evitarlo.

Etiquetas